al
¿Qué hace a una voz intolerable? ¿Sus contraindicaciones? ¿La disciplina del pronunciar? ¿El estado nación en su lengua propia? ¿Su polifonía?


Javier Peñafiel propone situar los textos del archivo MOR, creado por el PEI, en la escena múltiple de la somateca, oscureciendo el cuerpo y la tonalidad de la voz singular, para escucharlos en su desnudez-volumen. Escuchar con euforia, con cada volumen posible, en las numerosas escalas de la respiración y el conflicto. La propuesta incluye de la indisciplina del locutor a la disciplina del traductor o al escepticismo del mediador. Se trata de darle la vuelta a esos procedimientos para que la voz se practique oralmente y al revolucionarse.


El taller dividirá a los participantes en grupos a partir de tres. También pueden ser más para multiplicar las lecturas y, necesariamente, proliferarlas. Tocaremos los textos con sencillos dispositivos: de linternas a la luz oscura de los teléfonos móviles o con la pantalla-espejo de la voz.
Javier Peñafiel prefiere trabajar proyectos de larga duración como egolactante (1997-2007), agencia de intervención en la sentimentalidad (1997-2001) o el más reciente Latido antecedente (2009-2013) –libros y cuadernos ampliados en collage multimedia y lecturas dramatizadas). Desde 1997 ha producido: Escritorio, Mera coincidencia, Os acasos convenientes, Agenda de caducidad de los tiempos drásticos(28 Bienal de São Paulo), Locución Merkel Bachelet. Sus libros y publicaciones Conquista básica, te vuelvo a pedir que te definas; CRU006 o No todo tanto se plantean como co-laboratorios. También trabaja en procesos curatoriales compartidos como Voz entre líneas. Ha escrito obras de teatro para vídeo como Tragedia de las corporaciones. Ignorancia (2000), Voz contraria (2009) y Palacio polifonía (2010).
¡Al oral!

Programa

3 Y 4 DE DICIEMBRE DE 17 a 20 h

Capella MACBA
Gratuito
8 plazas por día

Programas públicos MACBA
pei [at] macba [dot] cat
Pienso que una obra de arte debería dejar perplejo al espectador, hacerle meditar sobre el sentido de la vida
Antoni Tàpies