“Quería vincularme a las personas de piel oscura, a la negrura, a la oscuridad del mar por la noche. Es un piso de parquet hecho con cien piezas de madera procedentes de barcos que vienen de África, de los inmigrantes. Yo vengo del sur de España, de Ronda. Desde hace muchos años he visto este cementerio de barcos y es una especie de imagen horriblemente hermosa. Siempre relaciono el suelo de madera con la casa burguesa. Me parece que la poética de la obra es que ella contiene la historia de cada trozo de madera, de dónde viene, quién la ha pintado… y eso es algo que tiene que ver de algún modo con la energía que creo que hay en la pieza.”

Con motivo de la exposición realizada en el Museum Moderne Kunst de Oostende en 2017, Carlos Aires hablaba sobre su instalación Mar negro, realizada con maderas recuperadas de un cementerio de barcos abandonados en las costas de Cádiz, donde van a parar las pasteras y cayucos utilizados para el transporte ilegal de personas migrantes.

DESCUBRE LA EXPOSICIÓN

Se supone que los objetos tienen el carácter objetivo de los productos industriales. No pretenden representar nada más que lo que son. La categorización previa de las artes ya no existe.
Charlotte Posenenske