La obra de Dora Garcia se caracteriza por la participación de los espectadores, a quienes insta a adoptar una postura en relación a cuestiones éticamente controvertidas, exigiéndoles que se comprometan a examinar detalladamente estos temas y a reflexionar sobre la naturaleza institucional del entorno en el que se lleva a cabo su encuentro con las obras de arte. Entre otros lugares, ha presentado su obra en Münster Scultpure Projects (2007), el pabellón de España en la Bienal de Venecia (2011 y la Documenta de Kassel (2012).

Visita la Muestra Permanente
Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth