Fondo de la colección

Grup de Treball 'Film Col·lectiu', 1974

Film Col·lectiu

Film colectivo

Fecha:
1974
Tipo obra:
Grabación audiovisual
Material:
Película 16 mm transferida a vídeo, b/n, sin sonido, 42 min
Medidas:
Procedencia:
Colección MACBA. Consorcio MACBA. Donación de Grup de Treball
Registre núm:
1466

ITINERANCIA DE LA OBRA

  • Fecha:
    30 mayo 2009 - 02 ago. 2009
    Lugar:
    Württembergischer Kunstverein

Bajo el nombre de Grup de Treball desarrollaron y firmaron sus trabajos una serie de artistas que entre 1973 y 1975 dotaron sus intervenciones de un marcado compromiso ideológico y político. Este colectivo, a pesar de que a nivel formal se le clasifique como uno de los más claros ejemplos que se dieron en España de arte conceptual, se desmarcó voluntariamente de la línea marcada originalmente por Kosuth.

La aparición del Grup de Treball supuso un punto de inflexión en el marco de la cultura catalana. Por un lado por su trabajo como colectivo, y por otro por su demostrado interés en alejarse de las prácticas artísticas convencionales e inserirse en una corriente crítica donde el arte tenía que cumplir una función social. Su breve aportación, bien acotada y documentada, tiene lugar en un escenario marcado por el inestable clima político, que coincide con el endurecimiento de la represión que marca los últimos años de la dictadura franquista.

La raquítica —por reprimida— vida artística y cultural de las diversas nacionalidades existentes en el Estado español intenta desarrollarse bajo la opresión que supone la represión sistemática y la ausencia de libertades de expresión, de reunión y de asociación. A partir de las características de este contexto hay que analizar los planteamientos ideológicos y los diferentes aspectos de la práctica del Grup de Treball.
La unión de los miembros del Grup de Treball está constituida por 1) los planteamientos ideológicos, sobre la base del materialismo histórico y del materialismo dialéctico, y 2) por el estilo de trabajo en lo que respecta a la articulación dialéctica de tres tipos de práctica: la práctica artística, la práctica teórica y la práctica de incidencia, de intervención y de agitación en el medio social, principalmente en los sectores artísticos e intelectuales.

Texto publicado en la revista Wangen, nº 3, de Estocolmo, septiembre de 1974.

Los artistas que formaron parte del colectivo en un momento u otro de su existencia no pertenecían a una generación concreta, y su nivel de participación e implicación dentro del grupo difirió dependiendo de sus propios intereses. Así encontramos que cada una de las piezas está firmada por diferentes componentes. Antoni Mercader, con motivo de la exposición retrospectiva que tuvo lugar en el MACBA en 1999, realizó el siguiente censo: Francesc Abad, Jordi Benito, Jaume Carbó, Alícia Fingerhut, Xavier Franquesa, Carles Hac Mor, Imma Julián, Antoni Mercader, Antoni Munné, Muntadas, Josep Parera, Santi Pau, Pere Portabella, Àngels Ribé, Manuel Rovira, Enric Sales, Carles Santos, Dorothée Selz y Francesc Torres.

Desde un principio el Grup de Treball propuso alejarse de los habituales canales de distribución de las obras de arte: su modelo operacional tenía que ser diferente. Para conseguir su propósito utilizaron en sus intervenciones todos los medios posibles para llevar a cabo una tarea informativa no habitual en las prácticas artísticas de la época. Así, siempre que les fue posible, utilizaron la prensa escrita para dar a conocer sus comunicados y en las exposiciones organizaron centros de información.

Las propuestas dentro del campo conceptual se producen de muy diversas maneras, haciendo uso de premisas matemáticas, sociológicas, psicológicas, geológicas, etc., que tratan de explicar y buscar los caminos analíticos que pueden determinar el fenómeno creativo. La materialización de las obras conceptuales puede hacerse de muchas maneras: se utiliza la película, la fotografía, la página dactilografiada, envíos postales, acciones corporales, etc., sirviéndose de todo esto como soporte o documentación de una idea que propone un proceso de realización mental a compartir con el espectador-lector de unos resultados que no están previstos o determinados en la propuesta inicial.
Centrar la atención sobre el proceso de creación más que sobre los resultados ha provocado la desaparición del objeto de arte como sublimación final, lo cual supone un replanteamiento en la mercantilización del arte y, por tanto, implica unas consecuencias sociopolíticas.

Carles Santos, «Informació d’Art Concepte 1973 a Banyoles». Se publicaría y firmaría como Grup de Treball en la revista Qüestions d’Art.

Aunque su primera obra firmada como Grup de Treball data de agosto de 1973 —el Treball col·lectiu sobre els artistes participants a Documenta 4 (1968) Documenta 5 (1972) de Kassel que presentaron en la sección de arte de la V Universitat Catalana d’Estiu de Prada de Conflent— ese año algunos de los artistas que acabaron formando el grupo ya habían participado, conjuntamente, pero a título individual, en algunas intervenciones de relevancia como «Informació d’Art Concepte 1973 a Banyoles», o el polémico debate suscitado por el texto de Antoni Tàpies «La creación: Arte conceptual aquí» en las páginas de La Vanguardia.

Este colectivo de creación y opinión produjo poca obra pero sin embargo generó múltiples textos y comunicados. Sus actividades como grupo pasaron por la realización de obras como el Cartell per a la Solidaritat amb el Moviment Obrer y Anunciamos… a las muestras Informació d’Art, tanto en Tarragona como en Terrassa, la Mostra d’Art Múltiple, o su participación en el curso académico del Instituto Alemán de Cultura de Barcelona y la coordinación de un número de la revista Qüestions d’Art (invierno 1974-1975). Su reflexión artística resultaba cada vez más crítica y cercana al activismo. Uno de los últimos trabajos del grupo fue Document. Travail d’informations sur la presse illégale des Pays Catalans presentado en la novena Bienal de París (octubre de 1975); se trataba de una obra documental y de denuncia sobre la prensa clandestina en Cataluña. El delicado momento político —se vivían los últimos estertores de la dictadura y se acababa de implantar la ley antiterrorista—, llevó al Grup de Treball a no firmar su trabajo, quedando dos páginas del catálogo de la muestra en blanco. Tras esta intervención, el colectivo desaparece. Las continuas disensiones entre sus miembros, el difícil equilibrio entre los propósitos de la obra individual y los objetivos del grupo, así como la nueva situación social tras la muerte del general Franco en noviembre de 1975, llevaron a la disolución del Grup de Treball.

El fondo de la Colección MACBA acoge prácticamente el total de la obra documentada del Grup de Treball.

Film colectivo

Concebida epistolarmente, esta propuesta se exhibe en un estado que refleja los procedimientos de trabajo del grupo. Así, entre las diferentes propuestas, la única que llegó a realizarse fue la elaborada por Carles Santos, mientras que las aportaciones de Francesc Abad, Dorotheé Selz y Antoni Mercader son filmaciones sin montar. A todo esto habría que añadir los trabajos de Jordi Benito y Muntadas que formaban parte de este proyecto de película pero que hoy se encuentran en paradero desconocido.
Finalmente, conviene destacar la aparición, intercalada, de unas filmaciones de manifestaciones políticas realizadas por el Grup de Producció, que colaboraba con el Grup de Treball y que, de manera fortuita, han aparecido en esta cinta.

  • Añadir a Recorrido

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

  • Compartir

    Por email

  • Comentar

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

¿Por qué visitas la web del MACBA?

¡Muchas gracias! Tu respuesta nos ayuda a mejorar esta web.