El reconocimiento de los referentes creativos fue una constante en las propuestas de Nacho Criado, como en esta escultura de los años ochenta. Como el mismo artista explicaba: "Ellos no puedo venir esta noche viene a recoger todas esas personas que en un determinación momento te han ayudado en el trabajo. Rothko, Manzoni, Duchamp, Beuys, Mondrian, Klein, Maciunas, es una forma de reconocimiento". Criado los evoca a través del diálogo entre la materialidad del hierro y la fragilidad de los fragmentos de cristal "pescados" y colgados de un hilo de nilón. La memoria y el paso del tiempo son uno de los temas que siempre interesaron al artista, que en este caso convoca también al espectador de una manera muy física: alterando, con su presencia, los fragmentos de cristal. Puedes ver la obra en Acción. Una historia provisional de los 90.

DESCUBRE LA EXPOSICIÓN

El oro no se asocia con la suciedad. Y el oro, como los diamantes, es un material ensalzado. Posee tal grado de abstracción que te sitúa, si lo utilizas artísticamente, en un nivel aún más elevado.
James Lee Byars