«A veces pienso que toda mi obra tiene que ver con las interrupciones o vacíos. Vas siguiendo una rutina lineal en tu vida y de pronto sucede algo que rompe esa línea. Creo que mi obra está muy vinculada con lo que sucede cuando esta línea se fractura.» Lucia Nogueira comentaba así su método de trabajo y la relación vivencial que mantenía con la producción artística. Las nociones de fragmento y de tránsito en el espacio, de origen invisible y destino indeterminado se encuentran tras buena parte de sus propuestas, que nunca desvinculan la materia de nuestra capacidad de negociar con la experiencia. En sus objetos aparentemente dispersos, esta brasileña afincada en Londres nunca renunció a un elemento mágico que se resiste a toda interpretación.

Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth