Jordi Colomer "El lloc i les coses", 1996 (detalle)

 

Que no os engañen los ojos. La ciudad de Jordi Colomer no es la maqueta idealmente blanca y perfecta como las que se utilizan en urbanismo. Su retrato del mundo real es la ciudad que se esconde debajo de la mesa grande. Una ciudad mal iluminada y con bloques de yeso rotos que quiere condensar la ciudad vivida. Una antiutopía o un homenaje al espacio urbano usado y tangible, de calles y edificios gastados que hoy esperan volver a la vida.

El lugar y las cosas
Una misma imagen puede ser testimonio, a la vez, del pasado y anticipar un previsible futuro.
Ignasi Aballí