No busquéis el significado. Si bien la mente identifica sus signos como escritura, es incapaz de descodificarlos. ¿Qué son: cartas, mensajes cifrados o dibujos? Su autora, Mirtha Dermisache, asegura que “esto no quiere decir nada”. Ya en 1966, esta artista argentina publicó su primer libro que no decía nada: 500 páginas construidas como un ejercicio estrictamente visual sin ningún referente semántico. Con una gran libertad y espíritu de investigación, había creado un nuevo género de escritura: un lenguaje propio que se rebelaba contra el logos o la palabra reflexionada. Celebrada por Roland Barthes como “escritura ilegible”, su alfabeto privado plantea el reto del desaprendizaje o la deconstrucción del lenguaje.

OBRAS DE MIRTHA DERMISACHE EN LA COLECCIÓN

DESCUBRE LA EXPOSICIÓN

Podría ser mi dormitorio (o algo parecido a ello). Incluso las mismas características técnicas: todas las paredes y volúmenes construidos en ese módulo de tela cruda para pintores donde medirme y medirnos.
Pep Agut