Si ya la conocéis, la gran instalación de Juan Muñoz del MACBA interpela como el primer día. Y si no es el caso, tenéis un buen motivo para visitar la exposición de colección. La audacia del barroco planteando, contra toda evidencia, la hipòtesis que la vida puede ser un sueño fue uno de los temas de interés de Juan Muñoz. Entre sus obras destacadas, las cuatro figuras humanas que dialogan en las salas del MACBA, con su sonrisa inquietante y sus rasgos orientales, suponen una revisión contemporánea del tema, ya clássico, del barroco. Situadas ante un lienzo inmenso donde se han pintado unas cortinas en un trabajo minucioso de trompe-l’oeil, el título de la obra condensa su tesis: “La naturalesa de la ilusión visual”. Enigma, ironía, filosofía y teatralidad para tiempos de incerteza.

Reconstituir el desorden de una posible ciudad. Utilizar la maqueta no como un elemento de proyecto, sino como una representación de algo que ya existe.
Jordi Colomer