Josef Albers nació en Bottrop (Alemania) en 1888. Pionero de la modernidad, fue profesor, escritor, pintor y teórico del color, conocido sobre todo por sus Homages to the Square, que pintó entre 1950 y 1976, y por su innovadora publicación de 1963 Interaction of Color. Josef conoció a su mujer, Anni Albers, en 1922 en la escuela de la Bauhaus, en Weimar, donde era docente. Este centro, fundado tres años antes, transformó el diseño moderno apostando por una estrecha conexión entre arte, arquitectura y artesanía. En la Bauhaus realizó construcciones de vidrio, vitrales para edificios, muebles, objetos del hogar y un alfabeto. En 1933, ante el ascenso del nazismo, la pareja se trasladó a Estados Unidos, donde ambos llevaron a cabo una intensa labor docente en el centro experimental Black Mountain College de Carolina del Norte. En 1950 se instalaron en Connecticut, donde Josef Albers dirigió el Departamento de Diseño de la Universidad de Yale hasta 1958.

Josef Albers aportó al desarrollo del constructivismo y la modernidad de la Bauhaus su gran espíritu inquisitivo y su sentido de la pureza. Sus estudios sobre el color y la línea han sido referentes para más de una generación de artistas en Europa y en Estados Unidos, desde los experimentos perceptivos del pop art hasta el arte conceptual. Trabajando con formas geométricas sencillas, Albers intentaba producir los efectos de la interacción cromática, en la que la percepción visual de un color se ve afectada por su contexto inmediato. Toda su trayectoria puede entenderse como una rigurosa búsqueda en torno a la forma y el color. Murió en New Haven, Connecticut, en 1976.

Entre las múltiples exposiciones de su obra, destaca su participación en la Documenta de Kassel (1955 y 1968) y la gran retrospectiva que le dedicó el MoMA de Nueva York en 1965 y que luego viajó por Sudamérica y México. En 2010, una gran muestra de su obra en papel se presentó en la Pinakothek der Moderne de Múnich, en el Centre Georges Pompidou de París y en la Morgan Library & Museum de Nueva York.

Visita la Muestra Permanente
No pienso en el arte cuando trabajo. Trato de pensar en la vida
Jean-Michel Basquiat