al

En unas décadas marcadas por las polaridades existentes entre las reivindicaciones pictóricas y las prácticas conceptuales, la obra de Joan Hernández Pijuan (Barcelona, 1931-2005) se mantuvo al margen de corrientes estilísticas y grupos generacionales. En su lugar, el artista se entregó a la búsqueda de un lenguaje pictórico propio, siempre vinculado a la abstracción y telúricamente ligado al paisaje. Para Hernández Pijuan, la pintura era una forma empírica de conocimiento. Era el medio a través del cual el artista establecía un diálogo permanente entre la experiencia subjetiva, la memoria personal y la plasticidad de los materiales, en experimentación continua con las posibilidades formales del espacio pictórico.
La exposición Joan Hernández Pijuan. Volviendo a un lugar conocido, 1972-2002 no tenía una voluntad antológica, sino que proponía una revisión de los momentos más significativos de la trayectoria del artista. Para ello se reunieron unas 140 obras, entre pinturas, dibujos y grabados.

Joan Hernández Pijuan (Barcelona, 1931) es, sin duda, uno de los pintores abstractos más interesantes de la segunda mitad del s. XX y con un lenguaje más personal que lo diferencia de los anteriores y posteriores generaciones de creadores en Barcelona. Se trata de uno de los pocos artistas que desde sus inicio ha utilizado la pintura abstracta como expresión, como conocimiento y como una manera de relacionarse con el mundo.

Esta exposición no tiene una pretensión antológica sinó que trata de recojer a través de unas cincuenta obras, los momentos más importantes en el desarrollo y la evolución de su creación artística. Abarca el periodo cronológico que comienza en 1973 y llega hasta sus trabajos más actuales.

Itinerancias

18 JUN. - 14 SEP. 2003 MAHN Musée d'Art et d'histoire de Neuchatel, Suiza
22 ENE. - 23 MAR. 2003 Salas del museo
22 NOV. 2003 - 25 ENE. 2004 Malmö Konsthall, Suecia

Se supone que los objetos tienen el carácter objetivo de los productos industriales. No pretenden representar nada más que lo que son. La categorización previa de las artes ya no existe.
Charlotte Posenenske