Sin título

“Hubo una época en que me incomodaban las brechas, las lagunas y los escollos de mi obra. [...] La visión retrospectiva permite [...] asumir la historia con cierto entusiasmo.” En el año 2006, Peter Friedl revisó sus carpetas de esbozos y materiales descartados y decidió presentarlos al público por primera vez. Recopiló una larga serie de dibujos: el primero era del mes de setiembre de 1964, cuando tenía 4 años; y el último del mes agosto de 2005, cuatro décadas más tarde. Si bien la visión en conjunto muestra cómo se ha ido construyendo su universo visual, con el uso de unos colores y no otros, y con unas imágenes e iconos recurrentes; el gesto de recuperación del artista alcanza más allá de su biografía: desplaza la mirada hacia el material descartado y el valor vinculante de todos y cada uno de los días.

Sin título
Sin título
Sin título
Podría ser mi dormitorio (o algo parecido a ello). Incluso las mismas características técnicas: todas las paredes y volúmenes construidos en ese módulo de tela cruda para pintores donde medirme y medirnos.
Pep Agut