"De repente, la paranoia parece ser la condición normal de la vida en este mundo. Es más fácil meditar sobre el fin de los
tiempos que imaginar alguna alternativa política."
Johan Grimonprez

De la misma forma que Joan Fontcuberta creó un cosmonauta –el homónimo ruso Ivan Istochnikov– y le dio una vida falsa, muchos artistas han incorporado la ficción en su obra. Y, con ello, algunos han adoptado los métodos de la literatura, criticándola, satirizándola, reverenciándola e incluso, reviviendo sus tradiciones.

Contenidos

La obra de Raymond Pettibon sucede a la de una generación de artistas de Los Ángeles entre los que se encuentran John Baldessari, Edward Ruscha y Jim Shaw. Pettibon, junto a Paul McCarthy y Mike Kelley, constituye un claro exponente de un tipo de tradición artística originaria de la Costa Oeste, marcada por el contraste entre las subculturas underground y las ficciones de la industria de Hollywood. Por su combinación de imagen y palabra, podría decirse que su obra arranca en el punto en que termina la de los dibujantes de viñetas, o la de artistas del pop como Roy Lichtenstein. Sus ficciones (como él mismo las denomina) provienen de fuentes muy diversas: de Goya o Honoré Daumier, pasando por la imaginería de las series televisivas, las revistas y los cómics, a las referencias literarias de Marcel Proust, Henry James, William Blake y las novelas pulp.

¿Sabías que cuando Joan Fontcuberta presentó la obra Fauna en el Museo de Zoología de Barcelona, en 1989, un 27% de los visitantes adultos y con titulación universitaria creyó que aquellos animales eran auténticos?
Fauna se presenta como una instalación de grandes dimensiones y múltiples elementos en torno a la figura de un científico olvidado y sus descubrimientos sobre el mundo animal. Se parte de la premisa de que los dos fotógrafos han descubierto los archivos desaparecidos del zoólogo alemán Peter Ameisenhaufen. Se presentan todos los elementos clave para dar credibilidad científica y solidez epistemológica a una gran ficción. En ningún momento se informa al espectador de que se trata de una invención. "proponemos una reflexión no sólo sobre el realismo y la credibilidad de la imagen fotográfica sino también sobre el discurso científico y el artificio subyacente a todo mecanismo generador de conocimiento, incidiendo sobre la multiplicidad de facetas que afectan a diversas disciplinas de creación."

En la trilogía Eye / Machine (Ojo / Máquina), Farocki trata de la tecnología de la guerra y de cómo esta tecnología visual penetra en la vida civil. En sus películas pone de manifiesto el hecho de que el ojo humano está perdiendo la capacidad de discernir las imágenes reales de las pertenecientes a la ficción. En Eye / Machine la lente de la cámara se sitúa en las llamadas «bombas inteligentes», sustituyendo al ojo humano como testigo privilegiado de la guerra. La manipulación de imágenes en tiempos de conflicto no es algo novedoso, puesto que numerosos testimonios documentales a lo largo de la historia demuestran que se ha convertido en un arma más contra el enemigo. La contrainformación, que en otras épocas se hizo desde los púlpitos, a través de octavillas o mediante el uso de las ondas radiofónicas, ahora pasa por el control de la imagen, aunque ya no se habla de propaganda de guerra y son los grandes grupos de comunicación los que tienen el control de la información. El último peligro para la propaganda oficial han sido las publicaciones online y la vertiginosa velocidad con la que los usuarios de blogs en cualquier parte del mundo pueden «subir» su versión de los hechos.

Conferencia Secta Ciencia Ficción y Travesti a cargo de R. Marcos Mota, travesti entera y artista de la noche.

CASCANDO Variaciones para otra pieza dramática
07.08.2013

Presentada a las sales del Museu el 23 de febrer de 2013 com a part del programa MACBA és viu, Cascando. Variacions per a una altra peça dramàtica utilitza un text radiofònic de Samuel Beckett, adaptat i produït per Joan Morey.

Cascando es una pieza radiofónica de Samuel Beckett para música y voz en la que tres personajes sitúan al oyente ante los mecanismos esenciales de la radio. Uno es el regidor (L’Oeuverer) que conduce la acción ante la mesa de mezclas en el espacio neutro del estudio; otro es la voz (La Voix) que nos llega de un lugar desconocido y que puede tratarse del subconsciente o de los pensamientos del regidor. El tercer personaje es la música. De este modo, palabra y música, junto al silencio, se emplean como elementos expresivos básicos del lenguaje radiofónico (y en extensión artístico). En esta obra se sobreponen o yuxtaponen, pero no dialogan.

FONS ÀUDIO #7 The Otolith Group
10.05.2011

A través de películas, textos, sonidos, fotografías, pinturas y otros materiales, The Otolith Group reflexiona sobre la naturaleza de la percepción y analiza el papel que los documentos y las imágenes juegan en la construcción de los relatos del mundo poscolonial. La suya es una ciencia ficción del presente que rescata momentos olvidados de la historia y los proyecta al futuro. Para aproximarse al trabajo de Sagar y Eshun conviene dejar a un lado las tradicionales barreras metodológicas establecidas entre creadores, críticos y comisarios. Ellos crean, analizan, interpretan y reinterpretan la realidad en un intento obsesivo de trascender la opacidad de sus imágenes. Para ello reivindican todas las posibilidades semánticas del montaje e invitan al propio espectador a convertirse en editor de sus piezas.

Etiquetas

Entrar en un museo es algo que empieza en casa, en un avión, en un tuit
Mark Wigley