Bienvenida! Para Anne-Charlotte

Sture Johannesson vio canceladas algunas de sus exposiciones. Su irreverencia incorporando plantas de cáñamo en distintos espacios de los museos no fue entendida ni en su progresista Suecia natal. Con una amplia producción de carteles, sus mensajes combinan la psicodelia feliz de los años sesenta con la contundencia de la publicidad. Pero la fuerza de sus carteles es su capacidad activadora de futuro, con frases como ¡Ataquemos a las instituciones! o ¡Descúbrelo tu mismo! y otras invitaciones a participar en una sociedad cambiante. En su Welcome back! For Ann-Charlotte, mensaje dirigido a su pareja y artista, leemos también: Take a trip.

 

Saber más de la artista

Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth