Fondo de la colección

Maja Bajevic 'Double Bubble', 2001

Double Bubble

Doble Burbuja

Fecha:
2001
Tipo obra:
Grabación audiovisual
Material:
Vídeo monocanal, color, sonido, 3 min 40 s
Medidas:
Procedencia:
Colección MACBA. Fundación MACBA. Obra adquirida gracias a María entrecanales
Registre núm:
2652

Maja Bajevic nace en Sarajevo en 1967. Desde el año 2003 es ciudadana francesa y vive y trabaja en París. Después de estudiar en la Facultad de Bellas Artes de Sarajevo, en 1996 se especializa en Artes Multimedia en la Escuela de Bellas Artes de París. Artista audiovisual, ha trabajado con diferentes medios de expresión: performance, vídeo, instalación y fotografía, consiguiendo el reconocimiento internacional a través de su participación en importantes exposiciones, como las bienales de Venecia, Estambul y Tirana, y Manifesta 3 de Ljubljana (Eslovenia), entre otras.

Desde su exilio en París, en el año 1997, Maja Bajevic se dio a conocer en Sarajevo con sus series de performances Women at Work.

Sus trabajos son autobiográficos, ya que están marcados por los recuerdos de las traumáticas guerras vividas en la ex-Yugoslavia, ante las que en ocasiones reacciona con cinismo o incluso con cáustico humor negro. Bajevic representa esta generación de artistas jóvenes cuya obra interroga sobre la relación de la población ante la guerra y de ahí emerge una nueva forma de resistencia.

La constante en las obras de Bajevic es el viaje que hace desde los aspectos y situaciones particulares hasta las ideas más generales, convirtiendo sus historias, que provienen de experiencias personales, en algo universal. Su obra es una clara crítica a las relaciones entre lo público y lo privado, entre el individuo y la colectividad.

En su vídeo Double-Bubble, Bajevic interpreta a todos los personajes que aparecen y pronuncia unas afirmaciones tan paradójicas como: "Voy a la iglesia. Violo mujeres"; "Mi esposa lleva chador. Yo la obligo a llevarlo. Después me relaciono con prostitutas", o bien: "No como cerdo. No bebo durante el Ramadán. Pero tomo éxtasis". Estas palabras, algunas de absoluta brutalidad, reflejan la dualidad de la ética y la moral en la religión, la hipocresía bajo la que viven ciertas religiones. Una hipocresía que arrasa siempre con las mismas víctimas, las mujeres: ésta es una de las líneas en la obra de Bajevic, la línea más política y comprometida.

La artista denuncia los actos de opresión y violencia que se llevan a cabo en nombre de la religión. Con sus palabras, Bajevic pretende mostrar la cara nacionalista y fundamentalista que hay detrás de la religión. Afirma que actualmente algunas contradicciones que hasta ahora estaban escondidas están por fin saliendo a la luz.

"Yo libero a la gente de los pecados. Ellos me pagan por eso. Todo tiene su precio". Dios es utilizado desde la iglesia como una excusa para la represión, el abuso, la violencia, la discriminación y la marginación sociales. "Quien no opine lo mismo, tendrá que morir. Es la voluntad de Dios. Yo solo soy su mensajero", es la última sentencia que reproduce el vídeo.

Pronunciadas en primera persona, y utilizando una simplicidad de gran crudeza, estas afirmaciones son equiparadas a las atrocidades cometidas durante los hechos de la guerra civil de Yugoslavia. Bajevic repite estas palabras directamente desde la pantalla y en off. Cuando una de las voces habla al observador, la otra habla para el espectador, en su nombre.

Double-Bubble se convierte en un retrato de la sumisión psicológica en la ortodoxia religiosa.

  • Añadir a Recorrido

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

  • Compartir

    Por email

  • Comentar

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

¿Por qué visitas la web del MACBA?

¡Muchas gracias! Tu respuesta nos ayuda a mejorar esta web.