Jo Spence fue una figura clave en los debates sobre fotografía, crítica de la representación y feminismo de los años setenta y ochenta. En 1973 fundó con Terry Dennett el Photography Workshop, una organización independiente dedicada a la educación, la investigación y la publicación, que incluía un espacio de exposiciones y recursos para la producción fotográfica. En 1982, cuando tenía 46 años, le diagnosticaron un cáncer de mama y, a partir de ese momento vital, su obra derivó hacia la autobiografía, con la fotografía como herramienta de rebelión y de terapia.

Como parte del trabajo del Photography Workshop, Beyond the Family Album comprende una serie de paneles en los que Jo Spence alterna textos de carácter autobiográfico, fotografías personales y recortes de prensa. Partiendo de la reconstrucción de aquellos acontecimientos traumáticos que suelen omitirse en los álbumes familiares –muertes, divorcios, conflictos, abusos y enfermedades–, la artista propone un nuevo enfoque de la imagen de sí misma y de los roles que se proyectan en sociedad. En palabras de Spence, los usos privados de la fotografía como los álbumes familiares son «construcciones visuales» que no representan al propio «yo» y que tienen implicaciones políticas que afectan nuestra manera de pensar y de comportarnos.

Remodelling Photo History, realizado conjuntamente con Terry Dennett, es un trabajo de remodelación y reestructuración de la historia de la fotografía, cuestionando sus géneros, las prácticas y los códigos normalizados e institucionalizados. Constituye una crítica al hecho de que el desnudo femenino en la historia del arte se muestre tradicionalmente desde la mirada masculina como objeto pasivo y de placer. La obra se enmarca en la práctica artística que Spence y Dennett denominan «fototeatro» y que parte de sus investigaciones en torno a la aportación del fotógrafo Frederick Holland Day. Sin alejarse de un impacto visual, son fotografías realistas preparadas previamente, imágenes escenificadas y construidas, teatralizadas.

Visita la Muestra Permanente
Muestra permanente
El artista tiene que enfrentarse a lo desconocido con un talante positivo y meterle el diente sin miedo
Eduardo Chillida