Hijo de Pere Català i Pic, uno de los introductores de la fotografía de vanguardia en Cataluña, Francesc Català Roca es considerado el maestro de la fotografía documental en nuestro país. Formado en el contexto familiar, abrió su propio estudio en 1947 y comenzó a hacer fotografía de calle para encargos editoriales. Desde ese momento, trabajó ininterrumpidamente fotografiando para publicaciones como Destino, Gaceta Ilustrada o La Vanguardia; realizando trabajos de estudio; ilustrando libros en colaboración con conocidos arquitectos, escultores y pintores, como Josep M. Sert, Eduardo Chillida o Joan Miró, y sobre la historia del arte catalán; y con reportajes sobre la España real.

En el marco del neorrealismo fotográfico, Català Roca practicó una fotografía arriesgada que buscaba un punto de vista insólito y alejado de convenciones, jugaba con la fuerza plástica de sombras y contrastes, y se centraba siempre en el elemento humano. Su capacidad técnica se combinaba con una gran habilidad para entrar en contacto con las personas que retrataba. Con el paso de los años, su fotografía se ha convertido en un testigo privilegiado de una época en la que el país vivía con un pie en el pasado más duro del franquismo y otro en lo que se conoce como desarrollismo.

Desde su primera exposición individual en 1953 en la Sala Caralt de Barcelona, Català Roca llevó a cabo una intensa actividad expositiva que combinaba con la ilustración de libros. Publicó numerosos títulos. Entre las retrospectivas dedicadas al fotógrafo, destacan la de la Fundació Joan Miró (2000), La Pedrera de Barcelona (2012) y el Círculo de Bellas Artes de Madrid (2013).

Visita la Muestra Permanente
La esencia del fragmento y del módulo tiene un profundo eco en mi trabajo.
Pep Agut