al

La ciudad es un lugar repleto de decisiones tomadas por otros. Un lugar construido por otros. ¿Por quiénes? ¿Y hasta qué punto esas personas sabían lo que hacían? ¿Qué nos dicen las cosas que nos rodean? En la ciudad hay cosas que se caen y se rompen, o que desaparecen y ya no pueden decirnos nada; aunque algunas se guardan, otras son rescatadas, o las roban. Y luego hay cosas nuevas que no duran ni una temporada. ¿Sentimos afecto hacia alguna de estas cosas que nos rodean en el espacio de la ciudad? ¿Cómo demostramos nuestro amor? ¿Catalogando, visitando, conversando, festejando?

Esto es lo que vamos a trabajar. La ciudad es nuestra.

BIOGRAFÍA
Patricia Esquivias
(Caracas, Venezuela, 1979) ha hecho trabajos sobre aceras, rejas, portales, terrazas, fachadas, plantas, tiendas, esculturas, decorados, estaciones de metro y arquitectos, de varias ciudades del mundo. Es una narradora y contadora de historias que explora, en sus trabajos, cómo se conforman las relaciones sociales mediante mecanismos simbólicos y narrativos que implican actos de exclusión y destrucción. En sus vídeos, dibujos, fotografías, esculturas e instalaciones deconstruye esos relatos hegemónicos y nos ofrece vías alternativas para reconstruirlos, con ese firme compromiso de desocultar historias perdidas y de visibilizar relatos que discutan los argumentos oficiales y los canales hegemónicos de transmisión del conocimiento. Tomando como punto de partida acontecimientos, personajes, objetos culturales, fenómenos de la cultura popular, imágenes de archivo o historias que pasarían inadvertidas si aplicásemos otros métodos de investigación, Esquivias articula narraciones para cuestionar o para ficcionar el pasado, como método para recorrer de nuevo ese camino en el cual unas interpretaciones han ido desplazando a otras.

Patricia Esquivias "Tornillo, palma, granito"

Programa

MIÉRCOLES 7 Y 21 DE NOVIEMBRE, DE 18 A 20.30 h
Lugar:
Aula 0
educacio [at] macba [dot] cat
Tel. 93 412 14 13
Se supone que los objetos tienen el carácter objetivo de los productos industriales. No pretenden representar nada más que lo que son. La categorización previa de las artes ya no existe.
Charlotte Posenenske