al

En este curso proponemos una serie de herramientas y recursos teóricos y prácticos destinados a generar un proyecto educativo centrado en las posibilidades que ofrece el arte contemporáneo para pensar el cuerpo de forma distinta a como lo hacen la publicidad, algunas propuestas cinematográficas o, por citar otro ejemplo, ciertos videojuegos. Tanto en la educación primaria como en la secundaria, la identidad, el género, la conciencia corporal o la diversidad son temas esenciales que pueden tratarse trabajando con obras de artistas que han hecho del cuerpo la piedra de toque de su trayectoria. El arte, en palabras de J. L. Brea, «resiste a esta economía generalizada de la representación que despotiza la totalidad de las formas de existencia de lo humano». A través del arte podemos generar anticuerpos, reivindicar el carácter indisciplinable, desbordado, extralimitado de cuerpo(s), identidad(es) y género(s).

Un anticuerpo es una sustancia que produce nuestro organismo cuando reacciona ante la presencia y la acción de un antígeno. ¿Y si el arte contemporáneo –y, en concreto, la tematización del cuerpo en la obra de algunos y algunas artistas– pudiera generar anticuerpos para resistir a la corrosiva presencia de un antígeno producido a través de la norma, de la disciplina, de la concepción normativa de lo que debe ser un cuerpo y los afectos que se supone que deben atravesarlo? Desde esta perspectiva abordamos algunas obras de la actual presentación de la Colección MACBA: consideradas como anticuerpos, cada una se convierte en una herramienta de defensa que nos proporciona un potente utillaje crítico para pensar el cuerpo, las identidades y el género.

Curso impartido por Cloe Masotta, crítica, analista y docente de cine y arte contemporáneo.

Esther Ferrer, "Íntimo y personal", 1977. Photo: Ethel Blum

Programa

DEL 1 AL 5 DE JULIO, de 10 a 13 h
Lugar:
Espai La Cuina (Aula 0)
Precio: Gratuito. Con inscripción previa

Educación
educacio [at] macba [dot] cat
Tel: 93 412 14 13
Me gusta trabajar con lo que suele llamarse "herencia cultural", pero los materiales que empleo son muy banales, como clichés, como bloques de azúcar, puertas, cuscús, alfombras, documentos oficiales.
Latifa Echakhch