Fondo de la colección

Juan Muñoz 'The Nature of Visual Illusion', 1994-1997

The Nature of Visual Illusion

La naturaleza de la ilusión visual

Fecha:
1994-1997
Tipo obra:
Instalación
Material:
Acrílico sobre tela y resina de poliéster
Medidas:
Dimensions variables
Procedencia:
Colección MACBA. Fundación MACBA. Depósito del Estate Juan Muñoz
Registre núm:
2828

ITINERANCIA DE LA OBRA

  • Fecha:
    21 abr. 2009 - 31 ago. 2009
    Lugar:
    Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid
  • Fecha:
    15 nov. 2007 - 17 feb. 2008
    Lugar:
    Museu Berardo de Lisboa

A principios de los años noventa, Juan Muñoz comenzó a producir instalaciones escultóricas figurativas de carácter narrativo y con múltiples referencias a la historia de la cultura occidental que han supuesto una renovación en el lenguaje de la escultura contemporánea. Muñoz sitúa figuras humanas inquietantes, títeres y tentetiesos, esos muñecos de base esférica que siempre vuelven a su posición vertical, en entornos inesperados. Son entornos como espacios abiertos con barandillas y balcones ciegos que no llevan a ninguna parte, o ambientes cerrados concebidos como escenarios, con suelos que crean cierto ilusionismo óptico al público que camina por ellos. Los rostros de sus figuras, que se presentan agrupadas o solitarias y ligeramente inferiores al tamaño real, a menudo sonríen y muestran rasgos orientales. Exhiben un extrañamiento, un silencio solitario y una rara comunicación que son claras alusiones al mundo contemporáneo. The Nature of Visual Illusion comparte todos los rasgos propios del lenguaje escultórico de Juan Muñoz.

La obra consiste en un grupo de figuras humanas de rasgos orientales que sonríen de manera inquietante. Tres de ellas forman un semicírculo y una cuarta, solitaria, está situada a distancia. Este grupo humano se presenta ante un telón y sobre un suelo espejeante que refleja las figuras. El conjunto, que convoca un extraño y mágico silencio, invita al espectador a interactuar y le interpela directamente para que pase a formar parte de él. Las figuras, como es habitual en las obras de Muñoz, son monocromas, de un color gris plomo. A pesar de su gesto humano y de su sonrisa, su falta de particularización y la ausencia de individualidad, así como el hecho de que parecen estar abismadas en sí mismas y no mirando al espectador, son aspectos que incomodan y al mismo tiempo las convierten en universales. Muñoz opta por la provocación, por crear enigma e ironía, sorpresa y diálogo. La teatralidad y el ilusionismo, la narratividad, la extrañeza y la incomunicación de sus figuras no dejan indiferente al observador.

  • Añadir a Recorrido

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

  • Compartir

    Por email

  • Comentar

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

Contenidos relacionados

Audios

¿Por qué visitas la web del MACBA?

¡Muchas gracias! Tu respuesta nos ayuda a mejorar esta web.