Fondo de la colección

Anselm Kiefer 'Montsalvat', 1981 - 1994

Montsalvat

Fecha:
1981 - 1994
Tipo obra:
Collage
Material:
Pintura, arena, pipas, barro, cuerda y otros elementos sobre tela
Medidas:
Tríptic 281,5 x 602 x 5 cm
Procedencia:
Colección MACBA. Fundación MACBA
Registre núm:
1459

Anselm Kiefer nació en Donaueschingen, Alemania en 1945.
Estudió derecho y literatura francesa en la Universidad de
Friburgo, y posteriormente arte en las academias de arte de
Friburgo y Karlsruhe. Su año de nacimiento marca el fin de la
II Guerra Mundial, situándole en una generación de alemanes de
posguerra que habían heredado el legado de fascismo y se
habían visto enfrentados a la negociación cultural de la
memoria y la identidad nacional alemana. En ese aspecto, su
obra debe contextualizarse respecto a la declaración de
Theodor W. Adorno de 1949 y la influencia que ejerció en su
momento: "Después de Auschwitz, escribir poesía es un acto de
barbarie." A principios de los setenta, Kiefer estudió
informalmente con el artista Joseph Beuys; pero a diferencia
de su maestro, no vivió la experiencia directa del trauma
histórico del holocausto. La fotografía, la pintura y la
escultura de Kiefer ejemplifican el dilema de la
representación y la imagen histórica en la medida en que el
artista investiga persistentemente la problemática implícita
en la cuestión "cómo representar lo irrepresentable" en la
historia alemana. La atmósfera mítico-poética y melancólica de
su obra es el vestigio de un proceso en el que el artista
pregunta simultáneamente qué significa pintar y qué significa
ser alemán en la Alemania de después del holocausto [1].
Muchas veces, debido a su vocabulario pictórico expresionista,
le han alineado con los "nuevos salvajes", un término acuñado
por el historiador del arte Wolfgang Becker y utilizado para
describir la obra de artistas alemanes como Georg Baselitz, A.
R. Penk y Markus Lüpertz.

Este tríptico de gran formato, Montsalvat, producido entre
1981 y 1994, transforma la superficie plana de la abstracción
moderna en un espacio que combina y crea una topografía de
materiales, entre los cuales encontramos arena, girasoles,
pipas de girasol y cuerda. Como muchas de las obras de Kiefer
inspiradas en mitos de la cábala, la alquimia y las leyendas
germánicas, Montsalvat, asociado al Santo Grial, alude a la
leyenda de este objeto sagrado. El Santo Grial era un símbolo
de fe en la Edad Media, y su búsqueda legendaria fue retomada
y elaborada en el siglo XII por escritores como Wolfram von
Eschembach en su libro Parsifal. La pintura de Kiefer explora
cómo actúan las imágenes míticas y sondea la forma en que el
mito se convierte en historia y la historia en mito. La obra
también recoge una preocupación por el tiempo mediante la
incorporación de los cambios en la naturaleza —girasoles
secos— en el proceso creativo.
[1] Lisa Saltzman. Anselm Kiefer and Art After Auschwitz
(Nueva York y Cambridge, UK: Cambridge University Press,
1999), pp. 1-16.





Anselm Kiefer
Montsalvat, 1981-1994

  • Añadir a Recorrido

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

  • Compartir

    Por email

  • Comentar

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

¿Por qué visitas la web del MACBA?

¡Muchas gracias! Tu respuesta nos ayuda a mejorar esta web.