Fondo de la colección

Mil·lenari de Catalunya. Segle XVIII

Milenario de Cataluña. Siglo XVIII

Fecha:
1990
Tipo obra:
Material gráfico
Material:
Litografía sobre papel
Medidas:
12 litografíes de 70 x 50 cm c.u.
Procedencia:
Colección MACBA. Depósito de la Generalitat de Catalunya
Registre núm:
1183

…La contribución actual de Sergi Aguilar, Susana Solano y Jaume Plensa a este reencuentro con el hierro ya no tiene que ver con un falso medio de liberación, venido del exterior como un posible trampolín de cambio que, en definitiva, no se produce si se asimila sólo como resorte y no en su íntegra conceptualización.
[…] Algo que posiblemente era impensable hace dos años, ellos son (después de Chillida, Alfaro y Palazuelo) los nuevos herreros de la escultura española […]. En ellos se renueva aquel sentido de equidad brancusiano entre la idea y lo sensorial que el escultor rumano definía en esta frase: «tu mano piensa y sigue los pensamientos del material.» A su manera, los tres trascienden la técnica para convertirla en lenguaje personal en muy estrecha relación con el origen y la finalidad de sus propuestas. En sus perfectos acabados, Sergi Aguilar se sirve de lo impecable como vía de misterio, como elemento definitorio en absoluto pasivo –porque su obra es fundamentalmente perceptiva–, en eterna lucha con las formas de continuo perturbadas, que a través de esas pátinas parece retener sus secretos hasta el último momento. En las poderosas planchas de Susana Solano se aprecia una premeditada vibración natural que incluye torpezas voluntarias como dato totalmente legítimo para quien trata de restituir la apariencia de cosas familiares, en lo que también halla su explicación que use materiales de prueba (mallas de hiero y yeso) como algo definitivo. Y Jaume Plensa emplea para su animalogía la evidencia estrepitosa del assemblage y de las interpretaciones como mostración de ese difícil forcejeo vital que la empuja.
Sergi Aguilar, heredero de la escultura estructural y no de los pocos continuadores de la escultura abierta y descentrada, tendente a una proyección ya fuera de la masa cerrada, que ha tenido amplio desarrollo en la segunda mitad del siglo XX, propone entre estrechamientos y escapadas un tipo de espacios litúrgicos, en los que el factor penumbra actúa decisivamente como un arropamiento inesperado de la concisión, lentamente estudiada. Susana Solano trabaja sus espacios de interior sin amagos, con una serena y particular holgura que revive recorridos físicos, a modo de recodos, extracciones, lugares sugeridos…, que ni a ella ni a nosotros nos son nada desconocidos dentro de un resumen de imágenes que pueden tener como punto de partida la naturaleza, la irregularidad funcional de la arquitectura popular, el mobiliario de mujer, etc. Jaume Plensa plantea sin temores, bruscamente, casi a trompicones, una escultura proliferada, que va de lo aparentemente blando, incluso borroso, como haciéndose, a lo más preciso y acechante, demostrando una bravura que luchas contra lo gratuitamente horripilante y se ha hecho con un particular estiramiento de la figura sin estilizaciones que, cuando sabe descongestionarse para decir más, produce una alta expresividad por encima de las conveniencias de la moda.

Teresa Blanch

  • Añadir a Recorrido

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

  • Compartir

    Por email

  • Comentar

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

¿Por qué visitas la web del MACBA?

¡Muchas gracias! Tu respuesta nos ayuda a mejorar esta web.