Fondo de la colección

Miralda 'Lo llevaré siempre puesto', 1965

Lo llevaré siempre puesto

Miralda

Fecha:
1965
Tipo obra:
Dibujo
Material:
Frottage, lápiz y lápiz de color sobre papel
Medidas:
50 x 65,5 cm
Procedencia:
Colección MACBA. Consorcio MACBA
Registre núm:
3832

Miralda comenzó a dibujar soldados durante el servicio militar, entre 1962 y 1966. Se trataba de dibujos de soldados en las posturas habituales: sentados, de pie, estirados, en posición de «firmes» o de «descanso». Los soldados blancos de plástico, Soldats-soldes, aparecieron en los Tableaux-tables que expuso y vendió en la Galerie Zunini de París en 1967. Aquel mismo año Pierre Restany organizó la exposición Superlund, en la que Miralda presentó unas mesas con los cajones medio abiertos cubiertas de soldados y, por primera vez, también con personajes civiles; su peculiar visión del juego de la guerra se iría extendiendo a muebles, escaparates y bancos públicos. La obra Caja de novia pertenece a este periodo.

En 1968 Miralda inició sus Essais d’amélioration, o «intentos de mejora»; así, las estatuas de las musas de la Pintura, la Escultura y la Arquitectura del Palais Galliera de París fueron «mejoradas» mediante ropas de Jouy y pequeños soldados blancos. Sería entonces cuando Miralda se dedicó a recorrer las calles de París cargando a sus espaldas un inmenso soldado blanco, acción filmada por Benet Rossell en la película La Cumparsita.

En este contexto cabe situar La cité du Loisir y Proyecto de monumento para un jardín (1969), en las que con sutil ironía Miralda reduce al absurdo la institución militar y el poder del Estado, expresando una actitud crítica que sintonizaba con los movimientos de protesta generalizados en toda Europa alrededor de 1968. Estas piezas se insertan en una línea de trabajo en la que, en un primer momento, el uso del objeto y de su acumulación denotan la influencia del nouveau réalisme que Miralda había descubierto en París; más tarde el artista se iría aproximando al nuevo realismo y acabaría por abandonar su trabajo escultórico a partir de 1969 para centrarse en la orquestación de desfiles, fiestas y ceremoniales con comida de colores, colaborando con Dorothée Selz, Jaume Xifra y Joan Rabascall.

Otras obras del fondo MACBA, Hombre sano (1965), Pas mal (1965), Pas mal du tout (1965), Así atacaré, así defenderé (1965) y Lo llevaré siempre puesto (1965), son dibujos y collages sobre el tema militar. Constituyen los pasos previos a la serie Soldats soldés. Como evoca al propio artista en una entrevista en el MACBA: «Son autobiografía pura de ese gran aburrimiento que fue el entrenamiento militar.» Miralda juega con la idea del campo de tiro, las falsas perspectivas... Algunas de estas obras tienen una simbología concreta, como Así atacaré, así defenderé, una referencia a la guerra de Vietnam, o Pas mal y Pas mal du tout, que insisten en la absurdidad que representa la guerra.

  • Añadir a Recorrido

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

  • Compartir

    Por email

  • Comentar

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

Contenidos relacionados

Vídeos

¿Por qué visitas la web del MACBA?

¡Muchas gracias! Tu respuesta nos ayuda a mejorar esta web.