Fondo de la colección

Andrea Fraser 'Little Frank and his Carp', 2001

Little Frank and his Carp

El pequeño Frank y su carpa

Fecha:
2001
Tipo obra:
Grabación audiovisual
Material:
Vídeo monocanal, color, sonido, 6 min
Medidas:
Número Ejemplar:
Procedencia:
Colección MACBA. Fundación MACBA. Obra adquirida gracias al Taller de la Fundació
Registre núm:
1860

El atrio del Museo Guggenheim de Bilbao fue el escenario que Andrea Fraser eligió para la performance que hizo en 2001. Con un vestido corto de color verde y zapatos negros de tacón, la artista se desplaza por el interior de este edificio emblemático de la arquitectura museística internacional de los años noventa mientras escucha la audioguía de la institución: «Puedes sentir como se eleva tu alma con el edificio a tu alrededor.» Grabado con cinco cámaras ocultas, Little Frank and His Carp sigue los movimientos de la artista desde diferentes ángulos y muestra los cambio de actitud y las emociones que le generan la voz masculina de la audioguía; una voz que destaca las virtudes arquitectónicas del edificio animando a recorrer sus formas sensuales: «El museo trata de hacerte sentir como en casa, o sea que relájate.» Siguiendo las indicaciones de la audioguía, la artista acaba erotizándose con el edificio mientras los otros usuarios observan su conducta. Después de una escena en la que la artista restriega su cuerpo contra un pilar de piedra calcárea mientras deja al descubierto su ropa interior blanca, Fraser se recompone y sigue su ruta que, siempre según las instrucciones de la audioguía, la conduce hasta el espacio donde se expone la escultura de acero de Richard Serra, Snake (Sugea).

El título de la obra se refiere a una historia –explicada en la audioguía– que relaciona al arquitecto del Museo Guggenheim de Bilbao, Frank Gehry, con los peces: las formas de peces que Gehry proyecta en sus edificios están relacionadas con un recuerdo de infancia en el que jugaba en la bañera con una carpa viva comprada en el mercado. La obra refleja la metodología de trabajo de Fraser y su crítica a los mecanismos generados entorno a los circuitos del arte, tema habitual de sus performances e instalaciones. Little Frank and His Carp condensa diferentes capas de significado. Por un lado, el lenguaje con el que las instituciones artísticas acostumbran a dirigirse al público, por otro, el modo en que se describe el edificio de Gehry y sus curvas «poderosamente sensuales». Alude así a las nociones de poder que despliegan algunas arquitecturas firmadas por arquitectos y artistas masculinos. De fondo resuena el debate público que ha habido desde que se construyó esta sede del Guggenheim Museum en la ciudad vasca en 1997. Desde entonces, el impacto de la construcción del museo en la economía local ha sido objeto de muchas discusiones y el término «efecto Bilbao» ha pasado a ser emblemático en los debates entorno al papel de las instituciones culturales en la regeneración urbana de algunos barrios depauperados.

Otros aspectos que Fraser pone de manifiesto en su performance son la estricta normativa que pauta la relación del usuario con el edificio de Gehry y que prohíbe fotografiar su interior, y la crítica a la indumentaria de los trabajadores del museo, parecido a cualquier centro de convenciones o compañía aérea. En este sentido, la artista escribe: «En su conjunto la seguridad, el tono de acogida corporativa y el brillo le dan al vestíbulo un aire de mezcla de hotel para ejecutivos y de aeropuerto. No faltan más que los carros cargados de maletas» (Fraser, 2007).

  • Añadir a Recorrido

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

  • Compartir

    Por email

  • Comentar

    Inicia sesión

    Para comentar y crear Recorridos hay que registrarse. ¿Aún no lo has hecho? Regístrate aquí

Contenidos relacionados

Audios

¿Por qué visitas la web del MACBA?

¡Muchas gracias! Tu respuesta nos ayuda a mejorar esta web.