al
Gordon Matta-Clark es uno de los artistas más estrechamente vinculados a la condición urbana. Como tantos otros artistas que se establecieron en el SoHo de Nueva York a finales de los sesenta, constituye un emblema de lo que en ocasiones se ha denominado la "situación loft". Su prematura muerte en 1978 abortó una carrera marcada por un rápido desarrollo de métodos críticos en el campo del arte y la arquitectura. Los building cuts, que consistían en agresivas intervenciones sobre la estructura de edificios en ruinas, siguen considerándose obras míticas. Splitting (1973), Day's End (1975) y Conical Intersect (1975) pronto se convirtieron en iconos del activismo urbano. Hoy en día ninguna de estas construcciones se mantiene en pie. Todo lo que queda de ellas son documentos fotográficos, películas, dibujos y, en ciertos casos, restos aislados del edificio. La condición transitoria de esta práctica escultórica y su difusión mediante imágenes documentales radicalizó el posminimalismo y abrió la vía a las tácticas de la anarquitectura. Esta exposición ha sido organizada a partir de los fondos de la Colección LATA depositados en el MACBA, así como de una adquisición reciente de obras de Matta-Clark.

Hacia 1977, un año antes de su desaparición, Gordon Matta-Clark iniciaba un giro que le llevaría a superar los building cuts, convertidos ya por entonces en un género asumido por las instituciones del arte. En ese año el artista participó en Documenta 6 con Jacob's Ladder (1977), realizó Office Baroque (1977) en Amberes e inició las pesquisas sobre construcciones suspendidas en el espacio, leitmotiv de una serie de dibujos agrupados bajo el título de Sky Hooks (1978). En 1978 Matta-Clark aún tuvo tiempo de completar Circus or The Caribbean Orange (1978). La intervención se realizó en una casa de tres pisos que iba a ser incorporada a la estructura del Museo de Arte Contemporáneo de Chicago. Aunque inicialmente pretendía ensayar una estructura de túneles suspendidos y tensados por cables de acero, en la misma línea del proyecto con el que había participado en Documenta del verano anterior, Matta-Clark recurrió a un derribo selectivo del inmueble. Circus fue ejecutado en un plazo breve de tiempo. El motivo formal a partir del cual se trazaron los cortes en el interior del edificio se originaba en un círculo que se proyectaba hacia el interior del edificio, tal como había ocurrido en Conical Intersect y Office Baroque.

La fuente de inspiración más citada en el caso de Conical Intersect es un film experimental de Anthony McCall, Line Describing a Cone (1973), que el propio autor denominaba "escultura de luz sólida". Matta-Clark debió verlo durante su presentación en Nueva York, en el Artists Space. El proyector formaba un cono de luz tangible gracias al polvo y el humo de los cigarrillos que llenaba la sala en aquellos días en los que aún estaba permitido fumar. En lugar de fijarse en la pantalla, los espectadores dirigían su mirada hacia el haz de luz. De este modo la película excavaba, literalmente, un volumen en el espacio. Matta-Clark no solo aplicó este principio durante su intervención en la Bienal de París de 1975, sino que también lo extendió a los building cuts posteriores, en Amberes y Chicago.

Los preparativos de Office Baroque indican que el artista intentaba llevar a cabo un vaciado del inmueble escogido en el número 1 de la calle Ernest van Dijckkaai, frente al Steen, uno de los puntos más turísticos de Amberes. Matta-Clark pretendía sustraer parte de la fachada para obtener la forma de un cuarto de esfera cuyo eje coincidiría con la esquina del edificio. Sin embargo, los problemas legales en la obtención del permiso obligaron a modificar el proyecto. Para evitar riesgos, solo se concedió permiso para trabajar puertas adentro, de modo que se practicó una perforación que descendía desde la azotea y desplegaba variaciones e intersecciones a través de los cinco pisos. El resultado deparó, citando al propio artista, "un animado paseo con vistas interiores mutando sin cesar". Algunas fotografías de la época muestran a los visitantes moviéndose por las entrañas del edificio, avanzando con cautela entre muros a medio derribar y suelos que permiten otear los pisos inferiores. François Verresen, que fue asistente de Matta-Clark para esta obra, nos recuerda los esfuerzos para garantizar que el lugar en el que había trabajado el artista siguiera siendo seguro a pesar de los cortes, extracciones y ataques a la estructura, pues también debía ser lugar de exposición. Una película documental realizada por Eric Convents y Roger Steylaerts revela la dureza del trabajo que implicó llevar a cabo Office Baroque con medios tan precarios y escasas medidas de seguridad.

Entre el 8 de octubre y el 6 de noviembre de 1977, el Internationaal Cultureel Centrum (ICC) de Amberes expuso varios montajes fotográficos que recreaban complejas vistas del interior de Office Baroque. Hasta allí se trasladaron algunos vestigios del edificio, esculturas que adoptaban la forma de un bote de remos. El inmueble, lejos de ser demolido inmediatamente, se mantuvo hasta 1980. Florent Bex, director del ICC y promotor de Office Baroque, inició una campaña para evitar su destrucción. La obra de Gordon Matta-Clark debía constituir el núcleo del futuro museo de arte contemporáneo de Amberes. A diferencia de otros proyectos condenados a desaparecer en el mismo momento en que tomaban forma, este podría permanecer. Un conjunto de fotografías demuestra que se tomaron las medidas oportunas para proceder a su conservación. Pero antes de que caducara el permiso municipal para su demolición, la orden de derribo fue ejecutada. La misma condición administrativa que había permitido al artista intervenir en el antiguo edificio de oficinas puso fin al limbo temporal en el que se encontraba Office Baroque. El 3 de junio de 1980 la Gazet van Antwerpen recogía la noticia. Office Baroque sucumbía a la dinámica del valor inmobiliario. Matta-Clark había desplegado su trabajo justo en ese intersticio en el que la propiedad del suelo aguarda una plusvalía inminente.

Portfolio Office Baroque, un conjunto de más de cuarenta fotografías en blanco y negro que documentan un gran número de las acciones del artista realizadas a los largo de los setenta, reúne una amplia gama de esas situaciones locales. En todas las intervenciones la obra funciona como indicador de una transición, se instala en un espacio intermedio, allí donde se han producido vacíos o huecos. De ahí que un proyecto como Sky Hooks persiguiera una ocupación liviana del espacio mediante globos de aire caliente y la elevación de las estructuras. Peter Fend, encargado de hacer realidad estas ideas de Matta-Clark, recuerda que el artista le mostraba dibujos de principios del siglo xx de Estados Unidos, en los que Manhattan o Chicago se convertían en una selva de pasarelas elevadas, extendidas entre numerosos edificios terminados en forma de templo. Tal como ha afirmado Fend, "a partir de entonces la densidad estaría en el aire, no en el suelo".

Con la colaboración de:
Flandes te sienta bien
Con el apoyo de:
Arxiu Fotogràfic de Barcelona
Sumarroca
Moritz
Espacio de lectura cedido por
Logo La Central

Contenidos relacionados

Actividades

Exposiciones

Vídeos

Audios

Visita comentada a la Colección MACBA. Le Corbusier y Jean Genet en el Raval / Gordon Matta-Clark. Portfolio Office Baroque / Roberto Rossellini. Filmando Beaubourg
Reconstructing Office Baroque
Son[i]a #145
26.01.2012
Son[i]a #154 Florent Bex sobre Gordon Matta-Clark
31.05.2012
Son[i]a #158
19.07.2012
Yo pinto como si fuera andando por la calle. Recojo una perla o un mendrugo de pan; es eso lo que doy, lo que recojo
Joan Miró