al

“El paseo no es un medio, sino una actitud. Es un espacio propicio para inspirarse, desarrollar propuestas, y además es muy accesible”, confesaba Francis Alÿs (Amberes, Bélgica, 1959) en la presentación de la exposición que el MACBA le dedicó en 2005.

En la más pura tradición del paseante o flâneur baudeleriano, Alÿs utiliza el paseo como herramienta principal del proceso creativo. Sus recorridos por el centro de la Ciudad de México, donde el artista reside desde los años ochenta, han propiciado un sinfín de reflexiones, encuentros, anécdotas y fabulaciones que, a su vez, se han materializado en proyectos artísticos –muchos de ellos de carácter efímero– especialmente ilustrativos de las contradicciones antropológicas, políticas y sociales inherentes a dicho entorno urbano.

La exposición A pie desde el estudio incluyó una amplia selección de obras a partir del año 1995, entre las que se encontraban instalaciones, vídeos, pinturas, esculturas, dibujos, fotografías, proyecciones de diapositivas y documentación.

Francis Alÿs (Bélgica, 1959), arquitecto de formación, reside en la Ciudad de México desde los años ochenta. Sus paseos por esta ciudad, las conversaciones que ha escuchado en ella y las historias que relatan sus recorridos constituyen la fuente principal de su actividad, que se desarrolla en contextos urbanos y utiliza el caminar como parte del proceso de creación. Sus proyectos, que con frecuencia tienen un carácter efímero, exploran el espacio antropológico, la realidad social y política de la megalópolis a través de sus narraciones de fábulas, anécdotas y situaciones azarosas vistas y vividas a lo largo de sus paseos por las calles de México D.F. Alÿs obtiene de la ciudad, de su entorno físico y humano inmediato, contenidos y materiales para realizar sus dibujos, pinturas, vídeos, fotografías y diapositivas, técnicas y soportes que ha utilizado simultáneamente.

Esta exposición reunirá una selección de obras inspiradas por su entorno social y urbano inmediato, concretamente por el Zócalo, la plaza mayor de la Ciudad de México, que se encuentra a escasos metros de su estudio.

La Ciudad de México te obliga a reaccionar constantemente a su propia realidad, te exige que resitúes tu presencia todo el tiempo, que te reubiques en relación con esta entidad urbana inaceptable. Eso es precisamente lo que yo veo que ocurre en mi barrio cada día, con todas estas personas que se inventan a sí mismas una y otra vez; personas que un día sienten la necesidad de construir una personalidad, una identidad, para encontrar su lugar en el caos urbano. Por ejemplo, en el Zócalo hay un hombre de unos cuarenta años que se dedica a vigilar la plaza limpiando los huecos que quedan entre los adoquines del suelo con un alambre en forma de gancho por un extremo y en forma de círculo, como si fuera un asa, por el otro. Es su forma de estar allí, de justificar su existencia en ese lugar. Este es el tipo de personas que suelen servirme como inspiración, como pretexto —a la vez cruel y poético— para una serie de obras.(1)

(1)“La Cour des Miracles”,
Francis Alÿs en conversación con Corinne Diserens, Ciudad de México,
25 de mayo de 2004, en Francis Alÿs: Walking Distance from the Studio.
Ostfildern-Ruit: Hatje Cantz, 2004, pp. 99-101.

Comissaris: Gijs van Tuyl/Annelie Lütgens (Kunstmuseum Wolfsburg), Bartomeu Marí (MACBA)
Producció: Kunstmuseum Wolfsburg, en col·laboració amb el MACBA

Artista

Francis Alÿs
Patrocinador de comunicación:
TV3 - Televisió de Catalunya
Catalunya Ràdio
El periódico100
Con el apoyo de:
gif blanc de 50base 20 alt
Moritz
Consulat de Mèxic Barcelona

Itinerancias

27 MAYO - 29 AGO. 2005 Salas del museo
04 SEP. - 28 NOV. 2004 Kunstmuseum Wolfsburg, Alemania
08 ENE. - 28 MAR. 2005 Musée de Beaux Arts de Nantes

El problema s’aclareix, es torna diàfan: la tela de l’artista esdevé un mirall.
Michelangelo Pistoletto