al

A mediados de los sesenta irrumpe en el arte el uso del lenguaje como materia y metáfora. Enlazando con la experimentación poética de las primeras vanguardias históricas, el arte reflexiona sobre su propia condición discursiva. El retorno al objeto físico por parte de una nueva generación de escultores, ya en los ochenta y noventa, pone en evidencia el gran cambio de paradigma creativo.

Este periodo también fue testigos de cambios sustanciales en la política internacional. Si la caída del muro de Berlín en 1989 significa el fin de la oposición de dos sistemas políticos y económicos, una incipiente globalización amplía el marco existente más allá de las geografías occidentales. El arte se abre a un nuevo internacionalismo.

Los Juegos Olímpicos de 1992 actúan como catalizadores de una Barcelona integrada en una lógica de servicios que a menudo se etiqueta como una economía de tipo posfordista. Este proceso de profunda renovación urbana, arquitectónica y social sitúa la ciudad en el imaginario del mundo. Insertada ya en la dinámica de la globalización, la nueva Barcelona, cuando se observa desde una escala local, no está exenta de conflictos y contradicciones, como se refleja en las prácticas artísticas.

Artistas: Art & Language, Ignasi Aballí, Lara Almarcegui, Joan Brossa, Jean-Marc Bustamante, Jordi Colomer, Tony Cragg, Pep Duran, Craigie Horsfield Jenny Holzer, William Kentridge, Harald Klingelhöller, Antoni Llena, Gordon Matta-Clark, Josep Maria Mestres Quadreny, Miralda, Ana Muller, Juan Muñoz, Pere Portabella, Xavier Ribas, Dieter Roth, Francesc Torres, Edgardo Eduardo Vigo

El azul protege al blanco de la inocencia. El azul se lleva el negro. El azul es la oscuridad hecha visible.
Derek Jarman