al

Antagonismos. Casos de estudio fue un proyecto de investigación museística que analizaba los aspectos políticos y de carácter activista de las prácticas artísticas desde los años sesenta hasta la actualidad. Partiendo de un extenso repertorio de obras y documentos, se cuestionaba la naturaleza del artefacto estético a favor de una utilización del arte como herramienta de observación social y práctica crítica.
En una época en la que el museo ha perdido gran parte de la credibilidad que socialmente se le había atribuido como espacio aglutinador y legitimador del poder transformador del arte, Antagonismos revisaba conceptos tales como la ocupación de la calle como teatro para acoger actividades espontáneas; el arte como servicio; la relación entre la ficción y la construcción de la memoria histórica; el objeto posfuncional; el activismo y el trabajo colaborativo; el cuestionamiento del concepto de autoría; los modelos alternativos de exposición; y la función del arte en el terreno ideológico.

Se reunieron para la ocasión obras de Carl Andre, Marcel Broodthaers, Harun Farocki, Guerrilla Girls, Grup de Treball, Hans Haacke, Rogelio López Cuenca, Gordon Matta-Clark, Mario Merz, Antoni Muntadas, Lygia Pape, Pedro G. Romero, Allan Sekula, Aleksandr Sokurov, Jeff Wall y Krzysztof Wodiczko, entre otros.

Exposición que analiza los aspectos políticos y de carácter activista de las prácticas artísticas que han surgido desde la segunda mitad de los años cincuenta hasta la actualidad. El repertorio de esta muestra cuestiona el artefacto estético a favor de una utilización del arte como herramienta de observación social y práctica crítica.
El proyecto mostrará obras y documentos con la intención de suscitar un debate sobre la ocupación de la calle como teatro para acoger actividades espontáneas, el arte como servicio, la ficción y la construcción de la memoria histórica, el objeto post-funcional, activismo y trabajo en colaboración, el cuestionamiento del concepto de autoria, modelos alternativos de exposición y la función de la práctica artística en un terreno ideológico.
Reconstituir el desorden de una posible ciudad. Utilizar la maqueta no como un elemento de proyecto, sino como una representación de algo que ya existe.
Jordi Colomer