Sábado, 13 de noviembre de 2021
Una sesión de danza que rompe las convenciones e invita a pensar colectivamente.

Cecilia Bengolea y Erika Miyauchi presentan Hakai Dub, una propuesta en la que muestran, en formato abierto, su investigación compositiva en tiempo real inspirada en el sound system. El título proviene del término hakai, que en japonés significa destrucción, pero también es entendido como la oportunidad de mejorar y reconstruir cosas, y del dub, una técnica en la que la música se separa en más de 16 pistas y se recompone en directo en cada sesión.

Hakai Dub intenta romper con las convenciones teatrales del espectador pasivo. El público está invitado a participar, tanto metafórica como físicamente, y a reconectar con el rito de moverse juntos y generar entre todos inteligencia colectiva.

Hakai Dub se articula en tres partes: una proyección en vídeo en la que se muestran obras de Cecilia Bengolea en colaboración con la escena dancehall de Jamaica; un solo de la bailarina japonesa Erika Miyauchi, con el que prosigue en su investigación sobre el dancehall bailando sobre zapatillas de puntas; y un taller en el que se invita al público a participar en la realización de un baile conjunto.

Cecilia Bengolea y Erika Miyauchi mantienen una colaboración desde 2015 que las ha llevado a investigar en profundidad el lenguaje dub, la cultura dancehall y el sound system originarios de Jamaica y considerados espacios de libertad y expresión, de creatividad y de transformación social. Su trabajo conjunto ha desembocado en la creación de varias piezas escénicas, que se han presentado en espacios públicos y museos de todo el mundo.

Cecilia Bengolea (Buenos Aires, 1979) trabaja con distintos medios, que incluyen la performance, el vídeo y la escultura, y se sirve de la danza como herramienta y como medio de empatía radical e intercambio emocional. Bengolea desarrolla todo un arte en el que ve movimiento, danza y performance como una escultura animada, en la que ella misma es objeto y sujeto de su trabajo. Impregnadas de las energías simbólicas que se encuentran en la naturaleza y las relaciones empáticas, sus composiciones se conforman alrededor de las ideas del cuerpo —tanto individual como colectivo— usado como medio.

Bengolea ha colaborado con artistas dancehall como Craig Black Eagle, Bombom DHQ o Damion BG, y con los artistas Dominique Gonzalez-Foerster y Jeremy Deller. Su trabajo en colaboración con el coreógrafo francés François Chaignaud en Pâquerette (2005-2008) y Sylphides (2009) le ha reportado varios premios, como el Prix de la Critique de Paris en 2010 y el Young Artist Prize en la Bienal de Gwangju en 2014. También han cocreado piezas de danza para su compañía, así como para el Ballet de Lyon (2013), el Ballet de Lorena (2014) y el Tanztheater Wuppertal Pina Bausch.

Erika Miyauchi (Japón, 1990) se introduce en la danza clásica a los siete años. Se forma en el Rui Ballet Studio de Japón, y realiza sus primeras representaciones en los Yoe Ballet, K-Ballet, Royal Ballet y Jan Nuyts. Con el afán de convertir su pasión en su profesión, decide marcharse a Londres para perfeccionarse, y acude a las escuelas de danza Pineapple y Danceworks.

En 2011 se instala en París para empezar su carrera de bailarina, donde, a partir de 2014, se incorpora en la compañía Vlovajobpru, en la que además empieza un trabajo de investigación con los coreógrafos Cecilia Bengolea y François Chaignaud. Debuta como intérprete asociada en la investigación coreográfica de los encargos How Slow the Wind para la ópera de Lyon (2014) y Devoted para el ballet de Lorena (2015). Como intérprete, forma parte de la pieza contemporánea Sylphides, en una representación en el Palais de Tokyo en París (2014). A partir de 2016 es intérprete en la creación DFS y participa en numerosos festivales, como el Block Universe Art Festival de Londres (2015), el FIG-2 Exhibition de Londres (2016), la Art Night London (Delfina Foundation, 2016) y, más recientemente, con la Fundación Dia: Beacon de Estados Unidos (2017), en una representación única que retoma las piezas más reconocidas de la compañía Vlovajobpru, como Sylphides, Dub Love y DFS.

Además, de junio de 2015 a junio de 2016, Erika integra la compañía de danza clásica Ballet 18.6, para la que interpreta Dans le rêve de Pygmalion y Hana. Como artista japonesa expatriada en Francia, Erika Miyauchi participa en eventos artísticos de la asociación Le Murmure, una organización franco-japonesa que fomenta el intercambio entre culturas.

En colaboración con
Loop
Dissabtes MACBA. Gratuito gracias a Uniqlo
Dissabtes MACBA
Uniqlo
Erika Miyauchi durante una actuación

Si tienes alguna duda, puedes contactarnos a través de macba [at] macba [dot] cat o por teléfono al 93 481 33 68.

Me gusta trabajar con lo que suele llamarse "herencia cultural", pero los materiales que empleo son muy banales, como clichés, como bloques de azúcar, puertas, cuscús, alfombras, documentos oficiales.
Latifa Echakhch