En Flying Pigs emprendemos un viaje alrededor de la catarsis. Nos adentramos en el caos de la materia para hacer aflorar los sentidos en busca de un instante efímero de belleza y de placer. Un camino de esfuerzo y renuncia que hace inevitable el sacrificio de emociones. Estas emociones proceden de parámetros pasados que nos aferran a quienes éramos ayer y que nos bloquean en una forma determinada que debemos desmontar o desvirtuar para alcanzar libremente la forma deseada.

Los lugares que inspiran la vitalidad de la obra surgen de referentes folclóricos, sagrados y artísticos del imaginario colectivo, como fiestas populares, conciertos o discotecas, reuniones familiares, festividades religiosas, tradiciones como la matanza del cerdo mallorquina u obras de arte como la Capilla Sixtina. El canto y la danza siempre han estado presentes en distintos contextos sociales y culturales, en forma de espejos que activan el tránsito entre interior y exterior, donde carne y espíritu experimentan en vivo el conocimiento sensual e intangible propio de una nueva transformación, que es la esencia de cualquier acto de creación.

Según la experiencia individual, en Flying Pigs estos referentes se yuxtaponen de manera onírica y permiten la emanación de nuevas imágenes. Así se crea un juego de transferencias poéticas de imágenes, sonidos y conceptos que se unen para desembocar en el acto catártico de entregar al público un estallido emocional.

Dirección y coreografía: Eulàlia Bergadà Serra
Intérpretes: Aloma Ruiz, Anna Hierro, Eulàlia Bergadà, Carlos Gallardo, Ferran Echegaray, Javier Cárcel, Ariadna Montfort
Composición musical: Aloma Ruiz, Carlos Gallardo, Ferran Echegaray y Javier Cárcel
Dramaturgia: Tanya Beyeler
Escenografía y vestuario: Joana Martí
Iluminación: Ganecha Gil

Flying Pigs

Programa

SÁBADO 2 DE MAYO DE 2015, 19 H
Lugar: sala de exposición del Convent dels Àngels.
Programas públicos
macba [at] macba [dot] cat
Tel: 93 481 33 68

Contenidos relacionados

Vídeos

Me gusta trabajar con lo que suele llamarse "herencia cultural", pero los materiales que empleo son muy banales, como clichés, como bloques de azúcar, puertas, cuscús, alfombras, documentos oficiales.
Latifa Echakhch