Dos dinosaurios agujerean una col, el dedo índice baila encima de un cristal, otro se ahoga en un vaso de agua... Las múltiples posibilidades de expresión con los dedos de las manos configuran un infinito semántico que Frederic Amat exploró con la actriz de títeres Teresa Calafell en un cortometraje realizado entre 2000 y 2004. Unos años antes, Marcel Broodthaers, apasionado de los juegos del lenguaje, dibujaba la silueta de un gato que perseguía a otro y le ponía por título: El ratón escribe rata; mientras Joan Brossa daba vida al alfabeto y Antoni Llena hacía volúmenes con papel. Son ideas pequeñas para momentos grandes.

El ratón escribe rata ( A cuenta del autor) (2)
Diez dedos
Poema visual
Verdes
Una misma imagen puede ser testimonio, a la vez, del pasado y anticipar un previsible futuro.
Ignasi Aballí