La exposición Christian Marclay. Composiciones examinaba la obra de Marclay a través de su dedicación a la composición, entendida como un ordenamiento de sonidos en el tiempo y el espacio, pero también como composición visual. Cada una de las obras expuestas era un ejemplo del modo en que Marclay aborda la creación de una composición, y de cómo eso se relaciona con otros aspectos de su trabajo como el uso de las técnicas de apropiación y montaje, además de su compromiso con la performance y su tendencia a buscar la participación y colaboración del público.

La exposición fue interpretada por diferentes músicos y artistas. El músico experimental británico Steve Beresford comentó «cuando estamos tocando y también vemos dibujos o palabras impresas o esta notación musical mutada, quizá estemos implicando partes de nuestro cerebro que normalmente no utilizamos cuando interpretamos música… Las partituras de Christian nos hacen tocar cosas que nunca se nos habrían pasado por la cabeza.»

Folklore a fin de mes fue una invitación a explorar juntos la potencia de nuestra memoria oral compartida a través de mensajes directos que invitaban al encuentro, a la reunión y a la fiesta. Un conjunto de propuestas que, a través de la inquietud y la lucidez, abordaban (o desbordaban) las distintas posibilidades de la cultura popular y el folclore. Ritmos ternarios para perderse y reconocerse, pero sobre todo para gozar.

Los participantes fueron Xabel Ferreiro con el proyecto Ayalga, Ana y Corazón con Ajuar, Oihana Altube y Javier Vaquero Ollero con Rojo pandereta, Sole Parody con Folclor del Porvenir. Le Parody y finalmente Marta Torrella y Helena Ros con el proyecto Tarta Relena

VARIACIONES #4. La explosión
07.01.2010

El cuarto episodio ofrece una visión de conjunto del período de confluencia entre la tradición del collage musical en el arte sonoro y la tradición popular del hiphop, que popularizó muchas prácticas y planteamientos estéticos que anteriormente habían permanecido en el plano de la alta cultura. El programa incluye piezas de Grandmaster Flash, the Latin Rascals, David Byrne & Brian Eno y Negativland.

La tercera edición de Lorem Ipsum persistió en hurgar en las grietas y pliegues desde lo musical y lo lúdico intencionalmente articulados desde la geo- y biopolítica de los cuerpos y los gestos. ¿Desde dónde hablamos? ¿Quiénes hablan? Tal vez se alejó de la amable extrañeza con la que se operó en anteriores ocasiones y se articuló más políticamente: escuchamos nuevas voces femeninas, abrazamos la alteridad, (con)fundimos sensibilidades, temporalidades y geografías... desde lo (casi o muy) bailable.

SONDAS #26
01.07.2019

SONDAS # 26 se fija en los pioneros que dibujaron el paisaje sonoro del mundo en el ámbito de la música y, al hacerlo, allanaron el camino para la emancipación o estetización del ruido, que llevó a la inclusión de toda clase de objetos, desde helicópteros hasta tela asfáltica, hielo, poliestireno, chatarra o máquinas de fax, en composiciones y actuaciones de música (no electrónica).

TUTU. A los pies y al cerebro; Folklore a fin de mes; LOREM IPSUM. Márgenes en la pista de baile; Sábado Afrofuturista... todo un conjunto de actividades musicales y conciertos que podéis consultar en nuestro perfil de Flickr!

Quaderns portàtils es una línea de publicaciones de distribución gratuita a través de internet. Los textos provienen, en general, de conferencias y seminarios que han tenido lugar en el MACBA, así como de catálogos de exposición agotados. Los documentos, habitualmente en el idioma original, se presentan en formato PDF y ePUB.

Una música visiva para que sea nuestra ha de tener (in)cierta inmediatez empática a la que sumar un algo de fruitivo entrene en el (que) darse. La imaginación es aquí el instrumento, y es ella la primera que nos toca, pero el lector ha de ir más allá de sus hábitos, memorias y obviedades para que surja rica, fresca y desconocida la vis del grafismo sónico: sin generosa entrega, y sin ir más allá del instrumento no hay epifanía.

Fragmento de "Cuaderno de Yokohama".

SONDAS #25
23.04.2019

SONDAS #25 continúa rastreando la importación de no-instrumentos en composiciones e interpretaciones. Músicos de jazz y blues, compositores contemporáneos, de cine, grupos de rock, artistas sonoros e improvisadores, irrumpen en la juguetería y la ferretería en su búsqueda de nuevas sonoridades.

El azar y la intervención del artista conforman para Mestres Quadreny las bases de un meticuloso sistema creativo en el que aleatoriedad y estructura avanzan de la mano dando lugar un arte innovador, poliédrico y vanguardista que se nutre tanto de fuentes humanísticas como científicas.

En este vídeo Mestres Quadreny nos habla sobre sus referentes teóricos y artísticos y nos guía a través de su personal cosmovisión por los procesos de composición y recepción musical.

«La gente lo llama ruido, pero él lo llama música.» Así presentó el Chicago Daily News en 1942 las composiciones de un joven John Cage. Aquel ruido, hecho a base de palos de madera, contenedores de agua, cazuelas, tuberías de hierro, silbatos y demás objetos de percusión, pronto dio paso al silencio, cuyo clímax es la célebre partitura 4'33'' (1952). El catálogo muestra el impacto de Cage en todos los ámbitos artísticos de su época.

Chris Cutler analiza el papel de la memoria escrita y biológica en su práctica artística y reivindica la música improvisada como un lenguaje privilegiado por su conexión somática con el intérprete y su relación directa con el tiempo real. Asimismo, argumenta por qué ve las grabaciones sonoras como artefactos del pasado e introduce casos de estudio que podrían situarse “fuera del tiempo”.

La muestra exploraba las posibilidades de la notación musical entendida como soporte de transmisión musical y visual, e incluía tanto partituras históricas como composiciones contemporáneas y creaciones artísticas no estrictamente procedentes del ámbito de la música. La partitura se convertía así en campo de acción; el sonido en materia artística; los límites entre el arte, la música y la vida se difuminaban; y las atribuciones de compositores, intérpretes y audiencia se fusionaban.

Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth