“Lo que la sociedad occidental considera arte o entiende por este término ha cambiado significativamente desde que yo tengo uso de razón. En mi infancia, parecía que la gente pensaba en el arte como una forma especial, aunque peculiar, de expresión cultural cuyo objeto creaba un legado cultural con el que la gente, especialmente la gente educada, tenía que estar familiarizada. (…) El arte ahora habla de dinero así como de poder social, de entretenimiento tanto como de entendimiento, de educación tanto como de inspiración. Así pues, el arte está perfectamente capacitado para participar en la esfera pública, que se encuentra en muchas partes en la actualidad; no solamente existen diversas esferas públicas – desde las muy visibles hasta las que sólo reconocen los que las frecuentan – sino que además la esfera pública existe en múltiples medios.”

La calle es un collage: Alan Gilbert entrevista a Martha Rosler

Fragmento del catálogo Martha Rosler. La casa, la calle, la cocina/ The house, the street, the kitchen. Centro Guerrero, Granada, 2009.

Un juguete mecánico producido en China muestra a un soldado americano que interpreta Dios bendiga América con una trompeta. En esta pieza de vídeo, Rosler desplaza la cámara hacia la parte inferior de la figura para desvelar que el pantalón de camuflaje del soldado ha sido doblado hacia arriba mostrando que, en lugar de pierna, tiene una extremidad protésica. Una referencia anatómica que, junto a la melodía de esta canción patriótica norteamericana que hace las funciones de himno nacional, logra una breve pero incisiva pieza antibelicista.

Flower Fields , una de las primeras piezas fílmicas de Rosler, anticipa ya algunos de los intereses analíticos de la artista: la opresión social oculta en la vida cotidiana, el género y la clase. Se trata de una de las pocas obras de Rosler rodadas en Super-8.

«Temáticamente, el vídeo aborda el cisma existente entre "una cultura en la calle" y "una cultura a puerta cerrada" en las sociedades clasistas. No puedes conocer una cultura si te limitas a visitarla», afirma la narradora (Rosler). «Puedes ver los hechos, pero no puedes ver su significado. No hay un significado universal. Compartimos el significado viviéndolo». Así, la cinta pone de relieve inmediatamente la posición prevista –pero generalmente no expuesta- del guía turístico como outsider y problematiza la proliferación de signos que circulan en la vida cotidiana presentando dos interpretaciones posibles de una imagen. Para Rosler, pues, como para Benjamin antes de ella, las calles ofrecen una visión fugaz del "espacio donde vive la colectividad": «La colectividad es una esencia eternamente inquieta, eternamente en movimiento que, entre las fachadas de los edificios, soporta [erlebt], experimenta [erfährt], aprende y siente tanto como los individuos en la protección de sus cuatro paredes».

Martha Rosler. Posiciones en el mundo real. Actar D. Barcelona. 1999.

 

«En DINSINFORMATION, una obra sobre la extraordinaria capacidad -e incluso tendencia- de los medios de comunicación para distorsionar la verdad y manufacturar el consentimiento, el espectador se enfrenta a un aluvión de noticias televisadas. La información que transmite esta cinta parcialmente (y aleatoriamente) borrada se ve constantemente interrumpida por interferencias exageradas, con lo que resulta imposible discernir o informarse de qué está sucediendo en realidad, incluso aunque el contenido del programa se ve redoblado por palabras que van apareciendo en pantalla, repitiendo los fragmentos restantes del texto. Cuando el espectador se va acostumbrando a las discontinuidades de la cinta, se restablece la normalidad con un fragmento de un discurso de Reagan.»

Martha Rosler. Posiciones en el mundo real. Actar D. Barcelona. 1999.

Años después del golpe militar de 1973 en Chile, Rosler crea un vídeo mordaz que pone al descubierto la relación entre el progreso económico vivido en ese país en los últimos años, la presencia de grandes empresas estadounidenses y el silencio sobre las víctimas de la dictadura. 

«Aquí el dictador chileno Augusto Pinochet aparece junto a fotos familiares y anuncios triviales de revistas. Un texto sobre las formas de dominación en la vida cotidiana se desplaza lentamente por la pantalla (dos veces) al mismo tiempo que la banda sonora presenta la interacción de Rosler con su hijo pequeño en la cocina, con una locutora de radio entrevistando a un galerista sobre el arte de los años sesenta. El objetivo esencial de esta estrategia de elaboración, consiste en poner en evidencia los resquicios por donde –de acuerdo con un creciente coro de poetas, narradores, dramaturgos y cineastas y teóricos como Godard o postal o una cinta de vídeo nunca pueden representar plenamente la "visión total", el limitado y circunscrito espacio que se deja para el texto o el diálogo nunca puede transmitir adecuadamente un mensaje detallado. Se deja a los espectadores que rellenan los puntos suspensivos, que completen el texto/imagen con su propia experiencia. En Domination, la descarga de elementos auditivos, textuales y visuales ofrece en sí un pedazo condensado de la experiencia corriente de la vida cotidiana.»

Martha Rosler. Posiciones en el mundo real. Actar D. Barcelona. 1999.

«Entre 1974 y 1977, Rosler produjo tres obras que podríamos agrupar bajo el epígrafe que llamaré "La cadena alimenticia": A Building Gourmet (1974), Semiotics of the Kitchen (1975) y Losing (1977). El eje alrededor del cual giran estas obras es el del consumo de alimentos y el modo en que aborda, metonímica y metafóricamente, distintos registros de reivindicaciones y protestas feministas. La obra de 1975, a pesar de ofrecer un ejercicio en semiótica, presenta más bien la forma de un léxico. No aborda el orden, los ejes diacrónico y sincrónico, a lo largo de los cuales podría emplearse un "sistema de objetos" o utensilios, ni establece una sintaxis funcional. Por el contrario, Rosler presenta un léxico de utensilios de cocina, recitados en orden alfabético y en posición frontal, al modo de una demostración en una tienda o de un programa de televisión. Pero es una demostración –la de los utensilios como instrumentos de servidumbre doméstica- con una diferencia: cada utensilio se convierte, debido a la fuerza del gesto de la presentadora y a su comportamiento, en su instrumento de agresión.»

Martha Rosler. Posiciones en el mundo real. Actar D. Barcelona. 1999.

«La obra trata sobre la construcción social de la subjetividad y su relación con el cuerpo. Vital Statistics se centra en el poder; la coacción y la instrumentalidad del establishment médico-científico y en hasta qué punto la sociedad ha autorizado a esta institución para objetizar a sus ciudadanos. Asimismo muestra de qué modo tanto la sabiduría popular como la creación de los paradigmas científicos son capaces de oprimir implacablemente a las mujeres y a la gente en general, simplemente mediante el control de las definiciones de las categorías, sin dejar espacio para la autodefinición.»

Martha Rosler. Posiciones en el mundo real. Actar D. Barcelona. 1999.

«El vídeo resultante plantea cuestiones éticas y morales relativas a la intervención jurídica y científica en los procesos reproductivos, examinando la industrialización de la maternidad alimentada por el mercado y por los esfuerzos del patriarcado para reafirmar la autoridad en las condiciones posmodernas de la identidad fragmentada. Como Rosler explicó en una ocasión, vinculando Born to Be Sold a obras anteriores como Vital Statistics, [Born to Be Sold] conecta ciencia y patriarcado, mientras que los medios de comunicación y la institución judicial actúan como comparsas.»

Martha Rosler. Posiciones en el mundo real. Actar D. Barcelona. 1999.

Martha Rosler realizó esta performance en directo en un programa televisivo de la Paper Tiger Television, una cadena no comercial de Nueva York que, desde su creación en 1981, ha sido pionera en los medios de comunicación comunitarios y experimentales. En su performance, Rosler reconstruye los mensajes y la publicidad publicados en la conocida revista de moda Vogue.

«La extrema introspección de A Simple Cas for Torture, una cinta que promete una consideración sobre el desagradable tema de la tortura, frustra continuamente las expectativas del espectador, negándose a ceder ante la idea de que el tema –la representaciones de los medios frente a la realidad de las atrocidades y el terrorismo del Tercer Mundo- es más importante que el medio a través del cual se genera, tanto en los medios informativos como en la cinta. La estrategia subyacente de Rosler en esta cinta presenta algunas semejanzas con lo que se hacía evidente (en este caso, artículos informativos más que imágenes): la artista produce una síntesis que revela una verdad política, por así decirlo, contraria a las intenciones de sus creadores. No obstante, sorprendentemente, aquí como en la metrópoli, en su mera presencia física también se presenta como texto.»

Martha Rosler. Posiciones en el mundo real. Actar D. Barcelona. 1999.

A través de la diversitat de la seva obra -fotografia, instal·lacions, performances, vídeo, assaig o ficció-, Martha Rosler elabora una sèrie d’anàlisis incisives dels mites i les realitats d'una cultura patriarcal. Expressada amb una ironia impertorbable, l'obra de Rosler investiga les realitats socioeconòmiques i les ideologies polítiques que dominen la nostra vida quotidiana.

La mirada crítica de Martha Rosler analiza incisivamente la cultura patriarcal imperante con sus mitos y verdades, así como las realidades socioeconómicas y las ideologías políticas que dominan nuestra vida cotidiana; todo ello a través de un trabajo muy diverso que incluye fotografía, instalaciones, performances, vídeo, ensayo y ficción.

Son[i]a #253 Martha Rosler
05.02.2018

Martha Rosler analiza y problematiza la proliferación de los sistemas de vigilancia y las representaciones del yo en la sociedad contemporánea, a la vez que nos habla de los circuitos del arte en los años setenta, de la escena seminal del video arte y de la necesidad de seguir persiguiendo utopías.

SON[I]A #253. Martha Rosler Escenas eliminadas
09.08.2018

Recuperamos fragmentos inéditos de la entrevista con Martha Rosler que no pudimos incluir en su momento.

La sangre de la sensibilidad es azul / Me consagro para / Encontrar su expresión más perfecta.
Derek Jarman