La Colección MACBA conserva la maqueta de una de las esculturas públicas de Susana Solano que quedó instalada en la zona de Vall d'Hebron con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992. Concebida unos años antes, en 1986, es una de las primeras obras públicas creada por la artista. Con uno de sus títulos más personales, Solano contaba en una entrevista realizada en el año 2015: “Dime, dime querido esconde una historia personal del momento en que hice la obra. Siempre hay una vivencia detrás de cada pieza.” Hay que observar detenidamente la obra para valorar la diversidad de perspectivas que consiguen estos tres grandes volúmenes hechos con planchas de acero. Desde sus 7 metros de altura generan aberturas y cierres, ángulos rectos y escalonados, inclinaciones y fricciones que remiten, de forma muy física, al constante flujo interior de la realidad humana. La encontraréis en la avenida Martí y Codolar de Barcelona, donde ésta se cruza con el paso de Isadora Duncan.

OBRAS EN LA COLECCIÓN DE SUSANA SOLANO

DESCUBRE LA EXPOSICIÓN

Me gusta pensar que el artista no es más que un material de otro tipo en la obra, que coopera con los restantes materiales.
Robert Rauschenberg