Antes de que el concepto multimedia fuera inventado, alguien se avanzó. Fue Andy Warhol, que proyectó sus películas pop en el techo de The Factory mientras The Velvet Underground, con Lou Reed y John Cale, actuaba con la mítica cantante y modelo Nico, y Gerard Malanga y Ingrid Superstar bailaban frenéticamente. Todo esto pasaba entre 1966 y 1967. Lo que entonces eran happenings exploradores de luz, sonido y movimiento, se han acabado incorporando como modelo de éxito en los conciertos de rock de todo el mundo.

El cineasta Ronald Nameth registró algunos de estos espectáculos, que se repitieron en otros escenarios de Nueva York, Chicago y otras ciudades, en una película que lleva por título Andy Warhol’s Exploding Plastic Inevitable y que podéis ver y “experimentar” en la exposición de nuestra colección. Un viaje en vivo al corazón de los años sesenta.

El oro no se asocia con la suciedad. Y el oro, como los diamantes, es un material ensalzado. Posee tal grado de abstracción que te sitúa, si lo utilizas artísticamente, en un nivel aún más elevado.
James Lee Byars