Proyecto M.I.T.

Verde para el mundo material, azul para el día a día y la ciudad, amarillo para la ciencia y el arte, negro para el lenguaje y rojo para la espiritualidad. Matt Mullican construye una gran instalación objetual que contiene una imagen del mundo. El artista, que desde los años noventa trabaja con estos colores y entiende el elemento cromático como un método de trabajo, presentó por primera vez esta obra en el MIT de Boston en 1990, de donde tomó el título. Dispuestos en el espacio con una estructura que evoca un campo de fútbol o de baloncesto, o un tablero de juego, le encontramos todo: esqueletos de animal, máquinas humanas, fotografías, banderas, uniformes, cuadernos de trabajo del artista… y todo tipo de elementos para explicar los signos y las categorías mentales con las que organizamos el mundo. Como explica el artista: “Se podría decir que el Proyecto MIT es un mapa, una manera de organizar la información.”

Proyecto M.I.T.
Proyecto M.I.T.
Proyecto M.I.T.
Proyecto M.I.T.
Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth