Pianos que se descuelgan del techo, cubiertos de ramas de árbol, convertidos en superficie donde crucificarse o en fórmula matemática. El piano es uno de los objetos icónicos de Jordi Benito, que lo incorporó como un elemento central tanto en sus performances de arte total como en sus instalaciones escultóricas. Desde 1994, este piano de hierro en el que se apoyan dos grandes piedras cortadas en escuadra se encuentra situado bajo el pinar del Rectorado de la Universidad Autónoma de Barcelona. Producido por Benito cuatro años antes, la Colección MACBA está presente así en el campus universitario de Bellaterra, donde la ligereza del sonido y la intangibilidad de la música dialogan con el peso y la contundencia matérica de la piedra.

OBRAS EN LA COLECCIÓN DE JORDI BENITO

DESCUBRE LA EXPOSICIÓN

Entrar en un museo es algo que empieza en casa, en un avión, en un tuit
Mark Wigley