En octubre de 1971, al final del franquismo, el International Council of Societies of Industrial Design (ICSID) celebró su VII congreso en la isla de Ibiza. Lo que hasta entonces había sido un encuentro profesional en el ámbito del diseño y la arquitectura, se transformó en un verdadero festival experimental. Durante tres días, se sucedieron las intervenciones artísticas, conciertos y conversaciones sobre arquitectura, urbanismo, diseño, arte y pensamiento. Con un ambiente que, a momentos recordaba Woodstock, muchas de las personas que se acercaron a la isla para el evento se alojaron en el Instant City, una arquitectura neumática hinchable y efímera que se acabó convirtiendo en un espacio para ensayar nuevas formas de vida en común.

DESCUBRE LA EXPOSICIÓN

Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth