Sillas en alto y un gran silencio. Las aulas vacías sin niños y niñas fue una de las imágenes capturadas en 1996 por Irene Fortuyn y Robert O'Brien cuando decidieron fotografiar algunos de los espacios vecinos del MACBA. En aquella ocasión, llamaron a la puerta de los edificios que dan a la Plaça dels Àngels para crear un diálogo enriquecedor con la vecindad y entre el dentro y el fuera del museo. Con las fotografías del interior de los edificios que rodean la plaza, compusieron unos rompecabezas como el de esta aula cerrada esperando el regreso de sus protagonistas.

Después de muchos meses, os deseamos una feliz vuelta a la escuela.

OBRAS EN LA COLECCIÓN DE FORTUYN / O'BRIEN

Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth