Pioneros en España del happening y la performance, Ramón Barce, Juan Hidalgo y Walter Marchetti fundan en 1964 el grupo Zaj. Pronto se incorpora Esther Ferrer. Entre sus referentes, se encuentra la experimentación sonora de John Cage y el accionismo del grupo Fluxus. Zaj une concepto y acción, objeto y lenguaje, mundo cotidiano y mundo simbólico. Una manera de entender el arte condensado en esta silla de Esther Ferrer, que reta al espectador a sentarse en ella y no hacer nada "hasta que la muerte los separe". Fiel a la manera de trabajar de Ferrer, un enunciado tan simple como contundente insta a la acción activando una acusada conciencia del paso del tiempo. Podéis verla en la exposición Acción. Una historia provisional de los 90.

Fons #1: Esther Ferrer. Proceso de trabajo

OBRAS EN LA COLECCIÓN DE ESTHER FERRER

DESCUBRE LA EXPOSICIÓN

Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth