Feminista y antifranquista militante, Colita ha sido una gran documentadora de la Barcelona del último franquismo y la Transición. Como explicaba el año 2020 en una entrevista: “Nunca he pensado que fuera incompatible pasármelo bien y ser una revolucionaria.” Su actitud ante la vida y la fotografía está detrás de sus múltiples reportajes realizados desde los años sesenta, como la ruta antiturística que se llevó a cabo en Barcelona el 5 de octubre de 1979 en el marco de la Festa de la Lletra. Organizada por Joan Brossa, empezó en El Liceu y continuó en una tienda de máscaras y cabezudos, un paseo con golondrina, una perrera, el mercado de la Boqueria, un espectáculo de faquir y un striptease en la Estació de França. “Una peregrinación laica”, como la calificó el periodista Lluís Permanyer, ampliamente documentada por la cámara de Colita y que ya entonces ponía el foco en el debate recurrente y urgente sobre el modelo turístico de Barcelona.

OBRAS EN LA COLECCIÓN DE COLITA

DESCUBRE LA EXPOSICIÓN

Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth