Anthony Caro hizo una estancia en Barcelona en 1987 para asistir al workshop internacional Barcelona Art Triangle. Después de buscar en las calles de la ciudad piezas de hierro y otros materiales de deshecho urbano, construyó una gran estructura férrea asimétrica. Incorporó una barandilla de hierro fundido de una antigua ventana o balcón, un elemento no industrial que sugiere la influencia de la arquitectura mediterránea, como el mismo escultor explicó. "Pienso que aquí se pone un énfasis diferente en las calles, cosas como los balcones con luces y sombras muy acentuadas que no podemos ver en casa." Desde el año 2004, Descubrimiento de Barcelona se encuentra situada en el campus de la Universidad Autònoma de Barcelona, frente a la Facultad de Educación.

Podría ser mi dormitorio (o algo parecido a ello). Incluso las mismas características técnicas: todas las paredes y volúmenes construidos en ese módulo de tela cruda para pintores donde medirme y medirnos.
Pep Agut