«Siempre he considerado la pintura como un trabajo de vida. […] Yo vengo de pisar el barro y la tierra, hasta los diez años no fui al colegio. […] Fui aprendiendo sin maestro.» Nacido en 1931, la cultura ha perdido esta semana a Alfons Borrell, destacado representante de la pintura abstracta catalana y uno de los últimos componentes de la generación formada por Brossa, Hernández Pijuan y Ràfols-Casamada. Su obra, con grandes masas de colores en diálogo con geometrías y signos, constituye un trabajo de esencialismo y austeridad que tiene mucho que ver con una actitud ante la vida. «Siempre he vivido en esta especie de minimalismo personal», comentaba el artista en una entrevista realizada en 2015 para Ràdio Web MACBA y que puede escucharse a continuación.

FONS ÀUDIO #31
Yo pinto como si fuera andando por la calle. Recojo una perla o un mendrugo de pan; es eso lo que doy, lo que recojo
Joan Miró