La imagen de la obra no está disponible on-line.

77, 2014

Instalación, Dimensions variables

El artista marroquí Younès Rahmoun presenta una instalación formada por setenta y siete lámparas agrupadas en diez formaciones en forma de flor que, a su vez, conjuntamente, dibujan una flor más grande. Las lámparas representan las setenta y siete ramas o caminos de la fe en el Islam. Rahmoun trabaja fuertemente influido por las filosofías zen y sufí, y por el papel de las matemáticas y la astronomía en la tradición musulmana.

Más allá de la simbología de la cifra y su vinculación a una religión específica, las instalaciones de Rahmoun tienen una gran capacidad para evocar la dimensión universal de la espiritualidad. Las suyas son piezas de gran simplicidad: la repetición sistemática de un gesto, una palabra, una acción o un elemento opera como un principio meditativo. Rahmoun observa el espacio privado de las convicciones íntimas e intenta materializarlo de la forma más pura, a veces utilizando únicamente la luz, el espacio y el silencio.


Ficha técnica

Título original:
77
Número de registro:
5248
Artista:
Rahmoun, Younès
Fecha de creación:
2014
Año de adquisición:
2015
Fondo:
Colección MACBA. Fundación MACBA
Tipo de objeto:
Instalación
Técnica:
Instalación lumínica
Dimensiones:
Dimensions variables
Créditos:
Colección MACBA. Fundación MACBA. Obra adquirida gracias a Fundación Banco Sabadell
Copyright:
© Younès Rahmoun
Recursos de accesibilidad:
No

La Colección MACBA está formada por arte catalán, español e internacional y, aunque incluye obras desde la década de 1920 en adelante, se centra especialmente en el periodo comprendido entre la década de 1960 y la actualidad.

Si necesitas más información sobre la obra o el artista, puedes consultar la biblioteca del MACBA. Si quieres solicitar la obra en préstamo, puedes dirigirte a colleccio [at] macba.cat.

Si quieres conseguir la imagen de la obra en alta resolución, puedes enviar una solicitud de préstamo de imágenes.

Lo que pretendo al contar la historia de una víctima de la violencia en Colombia es apelar al recuerdo del dolor que experimentamos todos los seres humanos, aquí o en cualquier parte del mundo.
Doris Salcedo