Cargando...

Miró l'altre, 1969

Miró el otro, 1969

La obra de Pere Portabella cuestiona los supuestos límites entre las disciplinas museística y cinematográfica. Con una concepción interdisciplinaria del arte, este director, guionista y productor de cine catalán ha situado el cine en los espacios habituales del arte contemporáneo. Su espíritu transgresor ha contado con la complicidad de creadores como Joan Miró, a quien Portabella había conocido a finales de los años cincuenta a través del poeta Joan Brossa y el galerista Joan Prats. Miró respondió siempre a las propuestas de Portabella. La colaboración más intensa se produjo en 1969 y dio lugar al documental Miró el otro.

En el año 1968, en un contexto de flexibilización de un franquismo ya avanzado, el Ministerio de Información y Turismo quiso instrumentalizar el nombre de Miró y organizó la primera exposición oficial dedicada a este creador. Presentó en el Hospital de la Santa Creu de Barcelona la retrospectiva que se había mostrado en la Fondation Maeght de Saint Paul de Vence. Miró no asistió a la inauguración. Como respuesta a esta exposición oficialista, los jóvenes arquitectos del Col·legi Oficial d’Arquitectes de Catalunya i Balears (hoy COAC) decidieron organizar en 1969 una muestra alternativa.

El COAC encargó al estudio de arquitectos Studio PER, formado por Pep Bonet, Cristian Cirici, Lluís Clotet y Òscar Tusquets, el "guion" i el montaje de la exposición, que quisieron titular ORIM (Miró escrito de derecha a izquierda), aunque finalmente se tituló Miró el otro. El equipo de comisarios pidió una intervención a Joan Miró, que entonces tenía ya 76 años, y obtuvo una respuesta efusiva. Fue él quien propuso la idea de pintar un largo mural resiguiendo todas las ventanas de la planta baja del COAC de Barcelona, en la plaza de la Catedral, bajo el mural exterior de Pablo Picasso. Miró escogió a cuatro personas, los cuatro comisarios de la exposición, les asignó los cuatro colores base con los que siempre trabajaba (amarillo, verde, azul y rojo) y les dio vía libre para pintar lo que quisieran. Se reservó el color negro para aplicarlo él mismo en una intervención final. La acción se inició a las 4 h de la madrugada del 27 de abril de 1969 con la presencia de Portabella y otros fotógrafos. A las 6 h de la siguiente madrugada, el pintor ponía los últimos negros de un mural de 70 metros cuadrados.

Pere Portabella recibió el encargo del COAC de realizar un film homenaje a Miró para proyectarlo en el contexto de la exposición. Pero Portabella, enlazando con su cine deconstruccionista, no quería hacer un documental puramente testimonial y propuso al pintor un gesto transgresor: borrar el mural que acababa de pintar. La respuesta fue entusiasta. El último día de la exposición, el 30 de junio, al mediodía, el propio Miró, con espátula, escoba y disolvente, empezó a retirar el mural. Lo ayudaron los trabajadores de la limpieza del edificio y algunos intelectuales, críticos de arte y estudiantes de arquitectura que estaban presentes. Pere Portabella grabó la acción desde el principio hasta el final y puso música de Carlos Santos. El documental Miró l’altre, en color, sin locución y producido por el COAC junto con Films 59 y Pedro Villanueva, mostró el proceso completo de creación y destrucción del mural.

La acción entroncaba con las dinámicas del arte conceptual del momento y con la radicalidad del cineasta. Respondía a la idea de performance-happening que incidía en la idea de proceso y acción, y no tanto en la de obra acabada y valores perenes del arte. Louis Aragon dedicó un texto de alabanza al gesto mironiano, Barcelone a l'aube, y el mundo de la cultura discutió la acción en repetidas ocasiones. Entre los que se oponían a ella, había quien veía esfumarse la oportunidad de contar con un nuevo mural del pintor. El crítico Moreno Galván escribía en la prensa: "El espectáculo de ver a Joan Miró destruir la obra de arte que él había hecho con sus propias manos, no me gustaría verlo nunca más". Aun así, añade: "Con todo, no puedo dejar de reconocer que algo me subyuga en ese gesto de Miró y de los jóvenes arquitectos barceloneses. Eso de destruir medio millón de dólares a plena luz del día es muy bello". Entre las reacciones positivas, el crítico Alexandre Cirici escribió: "Una obra que desafía las buenas maneras, la especulación económica, la idea mítica del artista sacerdote, y que es una imagen de violencia en la calle. Es una ruptura radical con el sistema de valores establecido".


Ficha técnica

Título original:
Miró l'altre
Número de registro:
1897
Artista:
Portabella, Pere
Fecha de creación:
1969
Año de adquisición:
2002
Fondo:
Colección MACBA. Fundación MACBA
Tipo de objeto:
Media
Técnica:
Película 16 mm, b/n y color, sonido, 15 min
Realizada por Pere Portabella
Producida por Films 59
Créditos:
Colección MACBA. Fundación MACBA. Donación Pere Portabella
Copyright:
© Pere Portabella
Recursos de accesibilidad:
No

La Colección MACBA está formada por arte catalán, español e internacional y, aunque incluye obras desde la década de 1920 en adelante, se centra especialmente en el periodo comprendido entre la década de 1960 y la actualidad.

Si necesitas más información sobre la obra o el artista, puedes consultar la biblioteca del MACBA. Si quieres solicitar la obra en préstamo, puedes dirigirte a colleccio [at] macba.cat.

Si quieres conseguir la imagen de la obra en alta resolución, puedes enviar una solicitud de préstamo de imágenes.

Uno llega a algo que no se puede pintar.
Dieter Roth