Akram Zaatari nació en Sidón (Líbano) en 1966, y vive y trabaja en Beirut. Su producción artística incluye vídeos, películas, fotografías, instalaciones y obra escrita. Formado en arquitectura en la Universidad Americana de Beirut, se trasladó a Nueva York para cursar estudios sobre los medios de comunicación en la New School University. A mediados de los noventa, se incorporó como productor televisivo a la cadena Future TV de Beirut, donde llevó a cabo varios cortos experimentales situados entre el documental y el vídeo de creación. Zaatari ha centrado su obra en los conflictos bélicos del Líbano y en la sociedad musulmana contemporánea.

Aborda la política a través de la vida cotidiana, el uso del cuerpo y las relaciones sociales, y reflexiona sobre el poder y la parcialidad de los medios. Su cine huye de la narración tradicional gracias a un relato fragmentado y la disociación entre imagen y texto. Muchos de los elementos de su obra proceden de la cultura popular, con imágenes del cine americano y egipcio, y melodías emitidas en las emisoras de radio libanesas.

Zaatari es cofundador de la Asociación Libanesa para el Arte Contemporáneo y de la Fundación Árabe de la Imagen (AIF), entidad creada para recoger, estudiar y divulgar el patrimonio fotográfico de Oriente Medio. A través de la AIF, ha recuperado la obra del popular fotógrafo libanés Hashem el Madani (1928), que retrató a la sociedad civil de su país desde principios de los años cincuenta. Zaatari ha comisariado exposiciones de fotografía en Londres, Beirut y Bruselas, entre otras ciudades. Ha publicado sus textos en revistas como Third Text, Bomb, Framework, Transition y Parachute. Tiene obra en las colecciones del Centro Pompidou de París, la Tate Modern de Londres y la TBA21 de Viena.

Visita la Muestra Permanente
Lo que pretendo al contar la historia de una víctima de la violencia en Colombia es apelar al recuerdo del dolor que experimentamos todos los seres humanos, aquí o en cualquier parte del mundo.
Doris Salcedo