Nacido en Japón en 1948 y establecido en Estados Unidos desde 1970 (primero en Los Ángeles y desde 1974 en Nueva York), Hiroshi Sugimoto abandonó los estudios de Economía y Política para adentrarse en la fotografía, con una formación marcada por el arte conceptual y el minimalismo. El artista refleja en sus imágenes, de apariencia sobria pero de compleja elaboración, su interés por el uso de la luz como material artístico. Sugimoto trabaja habitualmente con series de fotografías en blanco y negro valiéndose del recurso técnico de la exposición prolongada en cámaras de gran formato. Con una gran calidad técnica, muestra la invariabilidad de la imagen. En lugar del movimiento, resalta la permanencia y el tiempo extendido, y así, eliminando la noción del instante mágico, convierte la fotografía en un ejercicio pictórico.

Visita la Muestra Permanente