Nacida en Praga en 1955, en 1968, tras la ocupación soviética de Checoslovaquia, se trasladó con su familia a Canadá, donde se licenció en Bellas Artes. Desde entonces, vive y trabaja en Montreal. El realismo irónico de la cultura checa impregna, aún hoy, su trabajo artístico, de gran fuerza conceptual. El cuerpo es el tema central de su obra, un elemento físico asociado al poder, al control, a la seducción y también a la tecnología. Sterbak produce objetos planteados a menudo como prótesis físicas o artefactos tecnológicos corporales. En sus performances, vídeos, objetos e instalaciones, juega con la ironía, el absurdo y también con emociones básicas como el miedo o el deseo.

Su obra se dio a conocer en Europa en la sección Aperto de la Bienal de Venecia de 1990 con la reveladora performance Remote Control. Desde entonces, ha realizado exposiciones individuales en destacadas instituciones como el New Museum of Contemporary Art (1990) y el MoMA de Nueva York (1992), la Fundació Antoni Tàpies de Barcelona (1995), la Serpentine Gallery de Londres (1996), el Musée national des beaux-arts du Québec (2007) o la Galerie im Taxispalast de Innsbruck (2016). Ha participado en múltiples eventos artísticos como las bienales de Gwangju en Corea del Sur (1995), Estambul (1997) o Venecia (2003). Su obra forma parte de colecciones como la del Centre Georges Pompidou de París, la Vancouver Art Gallery, el Musée d’art contemporain de Montreal, la Fundació "la Caixa" de Barcelona o el MACBA, entre muchas otras.

Visita la Muestra Permanente
Me gusta trabajar con lo que suele llamarse "herencia cultural", pero los materiales que empleo son muy banales, como clichés, como bloques de azúcar, puertas, cuscús, alfombras, documentos oficiales.
Latifa Echakhch