Formada en Bellas Artes en la Universidad de Barcelona, ​​ciudad donde nació, accedió a la práctica artística a través de la pintura para pasar después a la escultura. Sus primeras obras, realizadas en madera a principios de los años ochenta, muestran una clara influencia de Brancusi, que pronto abandona para incorporar métodos de la tradición de forja artesanal catalana. Es así como sus esculturas toman un carácter monumental en el que predominan las estructuras sólidas, los recintos arquitectónicos y las jaulas abiertas. En los años noventa, con obras cercanas al minimalismo y al constructivismo, produce esculturas de gran simplicidad geométrica que va abandonando progresivamente para incorporar un cierto lirismo y una reivindicación espiritual de la materia. Se le considera heredera de la tradición escultórica española iniciada por Julio González, Jorge Oteiza y Eduardo Chillida.

Ha expuesto desde los años ochenta en numerosas galerías y en instituciones como la Fundació Joan Miró de Barcelona (1980), CAPC Musée d’Art Contemporain de Burdeos (1987), Whitechapel Art Gallery de Londres (1993), MEIAC de Badajoz (2004), Fundación ICO de Madrid (2007), Irish Museum of Modern Art (2011) e IVAM de Valencia (2019), entre otras muchas. Y en certámenes internacionales como la Documenta de Kassel (1987 y 1992), Bienal de Sâo Paulo (1987) y Bienal de Venecia (1988 y 1993). Su obra se encuentra en colecciones como Artium de Vitoria-Gasteiz, Stedelijk Museum de Ámsterdam, MoMA de Nueva York, Fundación “la Caixa” de Barcelona, ​​Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y el MACBA de Barcelona.

Visita la Muestra Permanente
Entrar en un museo es algo que empieza en casa, en un avión, en un tuit
Mark Wigley