Nacido en la Bisbal d’Empordà (1941), localidad con una larga tradición en el campo de la cerámica popular e industrial, Pere Noguera ha llevado a cabo una revisión contemporánea de este material ancestral. Formado en la Escuela Massana de Barcelona al lado del escultor Eudald Serra, en los años setenta inició su trayectoria incorporando objetos domésticos y elementos del paisaje con un planteamiento estético y de proceso cercano al arte povera. Ha popularizado la «enfangada», que consiste en revestir de barro un conjunto de objetos o una superficie y observar después su proceso de secado y las grietas que se crean de forma azarosa. En los años setenta, fue pionero a incorporar sus trabajos en fotocopias y a divulgar la idea de archivo como ready-made a partir de fotografías y films encontrados. Ha llevado a cabo trabajos sobre los procesos conceptuales de la fotografía y la electrografía, y ha practicado la instalación y la acción. La materia como proceso, el objeto doméstico y el paisaje inmediato forman parte de sus centros de interés.

Ha expuesto en la Sala Vinçon (1975) y en el Palau de la Virreina (1996) de Barcelona, en el Museu d’Art de Girona (1999), el Museu Comarcal de la Garrotxa de Olot (2000), el Centre d’Art Santa Mònica de Barcelona (2001), el Museu del Port de Tarragona Serrallo (2002), el Museu de Ceràmica de Barcelona (2003) y la Fundació Tàpies de Barcelona (2011). Su obra forma parte de varias colecciones como el Artium de Vitòria, la Fundació Vila Casas y la Col·lecció Rafael Tous de Barcelona, y el MACBA.

Visita la Muestra Permanente
Si bien mis esculturas contienen ideas sobre procesos de desarrollo psicológico y emocional, en realidad no son más que exploraciones físicas del pensamiento, el sentimiento, la comunicación y la relación.
Karla Black